.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 28 de octubre de 2006

Liberad la Red

Hay tantas cosas que le hacen hervir a uno la sangre. Por ejemplo. Que mientras los señoritos de lujo de Occidente (libertad de exclusión para el que no le guste el improperio) matamos horas en internet garabateando obviedades, emitiendo necedades o chascarreando fruslerías varias sin que nadie, de momento, nos pune por ello, en otras partes del mundo se las ven y se las desean por intentar emitir opiniones sobre lo que acontece en sus países con riesgo de su propia libertad.

Ya es sabido que desde hace poco los grandes proveedores de la Red (Google, Microsoft, Yahoo!) han proporcionado la llave técnica a los gobiernos de naciones como China, Arabia, Siria, Irán, Túnez o Vietnam para que puedan controlar a los disidentes, fiscalizar los contenidos y censurar los movimientos por la Red. Consecuentemente: los discrepantes u opositores pescados in fraganti sufren persecución y cárcel, como estipulan las leyes de todos estos Estados donde conceptos como derechos humanos, libertad y opinión no tienen cabida.

Amnistía Internacional lleva a efecto una campaña denunciando esto, y de su página http://irrepressible.info extraigo lo siguiente:

"Chats vigilados, blogs eliminados, sitios web bloqueados, motores de búsqueda restringidos. Personas encarceladas simplemente por publicar y compartir información.
Internet es una nueva frontera en la lucha por los derechos humanos. Con ayuda de algunas de las mayores empresas de tecnologías de la información del mundo, los gobiernos están tomando medidas represivas contra la libertad de expresión.
Con el apoyo del periódico británico The Observer, Amnistía Internacional ha emprendido una campaña para mostrar que la voz de las personas y los derechos humanos no se pueden reprimir ni en Internet ni fuera de Internet.

Internet es un medio excelente para compartir ideas y ejercer la libertad de expresión. Sin embargo, cada vez se intenta más controlarlo. Se tiene noticia de represión en Internet en países como China, Vietnam, Túnez, Irán, Arabia Saudí y Siria. Se persigue y encarcela a las personas simplemente por criticar a su gobierno, pedir democracia y mayor libertad de prensa o sacar a la luz abusos contra los derechos humanos a través de Internet.
Pero la represión en Internet no es exclusiva de los gobiernos. Las empresas de tecnologías de la información han ayudado a crear los sistemas que hacen posible la vigilancia y la censura. Yahoo! ha proporcionado a las autoridades chinas datos privados de usuarios de correo electrónico, contribuyendo así a que se hayan producido casos de encarcelamiento injusto. Microsoft y Google han atendido peticiones del gobierno para que censuraran activamente a ciudadanos chinos que eran usuarios de sus servicios.


La libertad de expresión es un derecho humano fundamental. Es uno de los más valiosos. Debemos luchar para protegerla."

A partir de aquí remito a cada cual a la página de AI, pero me parece importante que los blogeros emitamos nuestra denuncia a lo largo y ancho de esta tela de araña de la información. En este sentido, invito a que todos pensemos un poco en todos los censurados de la expresión y divulguemos nuestro apoyo. Hay que liberar la Red, porque nadie está libre del peligro del control y de la censura. Y desde los blogs debemos exigirlo.

(Sin acompañamiento de imágenes por deficiencias en el proveedor Blogger. Blogger, ¿están ahí, en algún punto del espacio cibernético? Hagan algo, please! No me gusta la letra que con sangre entra)

1 comentario:

  1. Los blogs deben divulgar hechos como estos que Amnistía Internacional y tú denunciáis. Simplemente con que cada uno dedicara un post sería suficiente (nada es suficiente nunca en materia de denunciar la barbarie de los Estados) Avanti

    ResponderEliminar