.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 9 de septiembre de 2006

Salón del Calzado (Publicidad)

Ha abierto sus puertas la última edición del Salón del Calzado, donde se pueden contemplar las más recientes y asombrosas creaciones. En el mismo se ofrecen cómodos modelos para la próxima temporada, no exentos de originalidad y fantasía. Inspirados en las tradiciones orientales, los ejemplares mostrados nos hacen llegar su practicidad, aunando comodidad y capacidad de transpiración. La estética, inspirada en las históricas abarcas, rezuma sentido de la modernidad y multiplicidad de colorido plástico, incorporando nuevos y osados materiales de última generación.
Una de las últimas genialidades de los diseñadores artesanos, que han pasado varios meses en India trabajando con su colegas locales, consiste en que han generado un modelo único de horma y consecuentemente una medida adaptable a los pies de cada cliente. Sumamente adaptables, este tipo de calzado está pensado no sólo para el paseo o la exhibición, sino también para la holganza, en un intento prometedor de ampliar la capacidad de consumo igualitario a todas las capas sociales.
Enhorabuena al mundo del diseño, al de los fabricantes de calzado y a la buena vista de las autoridades que estimulan con las subvenciones a la inventiva estas extraordinarias creaciones.

2 comentarios:

  1. ¡Impresionante!
    Da vergüenza ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Créeme que cada vez me cuesta tener una actitud clara ante fotos así (lo que haya detrás) Nunca sé si ser cínico o rabiar un poco. El pasado cristiano nos llenó de malas conciencias y caridades cómodas: conclusión, impotencia. Hoy la religión Mercado Global tiene la palabra, y yo tengo la sensación, a veces, de haberla perdido (la palabra) La rabia no me la quito de encima.

    ResponderEliminar