.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 29 de septiembre de 2006

Aforismo entre líneas



"Solamente es feliz cuando lee. Más feliz es todavía cuando escribe. Pero el colmo de su felicidad consiste en leer algo que aún no sabía"

(Elías Canetti, El corazón secreto del reloj)

8 comentarios:

  1. Interesante aforismo, Fackel. También hay una pizca de felicidad en leer algo que ratifica aquello que se sabe y no te digo aquello que se intuye. Es como una adición de conocimiento y placer. ¿No implica el primero lo otro?

    Me gusta que tomes aforismos o adagios de los autores. Es un género interesante. Y aunque sean siempre tan relativos, en su brevedad no hay que ver una opinión categórica sino una ventana abierta a la exploración.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La infancia lectora cambia el futuro del adulto.
    Un saludo Fackel

    ResponderEliminar
  3. He buscado un lugar discreto para dejarle un guiño cómplice.No sé si desde lo alto de la torre alcanzará su vista.Tampoco sé si usted camina por Los Campos Elíseos o se encarama a las últimas cumbres de los Pirineos.Gracias

    ResponderEliminar
  4. Mire. La Torre Eiffel siempre me pareció que ofrecía una vista magnífica: me entusiasman los paisajes urbanos, y más desde las alturas. ¿Los Pirineos? Son bonitos, pero como todas las cordilleras se me antojan barreras, otra cosa es verlos desde el aire (por cierto, me entusiasmó el Delta del Ebro dese el aire, que no es precisamente montaña sino una maravillosa letra acuática) ¿Los Campos Elíseos? Dejémoslos para los dioses (como promenade parisien están bien, claro) Si vd. supiera en qué lugares tan humildes me siento a gusto y con conciencia de mi mismo...Gracias por el guiño cómplice, ¿sabe?, el día no fue precisamente suave.

    ResponderEliminar
  5. O dicho de otra manera...en realidad no creo estar encaramado a ninguna cima...me arrastro por el desierto, donde también hay mundos y perspectivas, ¿o no?

    Fackel

    ResponderEliminar
  6. Supongo que sí, que en el desierto hay muchas bellezas que aprehender.
    No lo conozco ,pero yo sí lo veo desde un sitio muy alto, oteando y acariciando los sueños posibles e imposibles que usted se proponga.

    ResponderEliminar
  7. A quien veo en el promontorio es a usted.( no sé si lo daba a entender o no)

    ResponderEliminar
  8. El desierto es el desierto. Hay vida pero para otras especies. Para mi sólo existe vacío, y los elementos golpeándome furiosamente. Pero yo ni nadie creó el mundo, nos "cayeron" en él y seguimos arrastrándonos...No me consuele -y agradezco su actitud de piedad- sobre lo que no hay consolación , y vd. lo sabe. Si acaso, siga ahí escudriñándome para que alguien testifique mis malos pasos...La Torre es tan alta y yo tan pequeño...

    Fackel

    ResponderEliminar