Cosmopolitas de todos los países, ¡un esfuerzo más! Jacques Derrida




domingo, 23 de junio de 2019

De la Fonte do araño a la Noite de San Xoan. Vinilo de Emilio Cao




Advierto, hoy la entrada va de nostalgia. Pero la nostalgia tiene dos caras: lamento por lo perdido (si ha sido bueno) y reflexión sobre el pasado (haya sido bueno o malo)

Es de suponer que habrá cientos de canciones en toda España que canten el motivo de la Noche de San Juan, se salten o no hogueras, se tiren o no petardos (Por cierto, una vez me tiraron uno debajo del coche en Mollet del Vallés, cuando conducía por sus calles, y eran los años de plomo; simple susto) Busco una entre mis polvorientos vinilos. Pero, oh sorpresa, la canción agitadora del disco que localizo no es la de San Xoan, sino otra con fuerte carga de saudade pero también de metáfora, la de la Fonte do araño. Cantado por Emilio Cao y con acompañamiento de su gente, el disco está editado en 1977, en pleno y conflictivo fragor por el cambio democrático en el país. Era un disco que alimentaba más la hoguera de los cantores del momento. Además venía, viene, con una breve presentación de Allan Stivell, el bretón. 

Ya seguía por entonces a parte de los nuevos cantores y modernos juglares de otras regiones, pero desconocía bastante a los gallegos. Así que fue un tiempo de descubrimiento sorprendente y grato. Voces Ceibes, grupo del cual había sabido unos años antes, Xerardo Moscoso, Suso Vaamonde, Fuxan os ventos, Jei Noguerol, Taranis, Emilio Cao, Milladoiro...Pero aquellos hallazgos se compartían entonces, bien escuchando entre amigos los discos, bien prestándolos o asistiendo a recitales. La primera vez que escuchamos y  cantamos composiciones de Voces Ceibes, por ejemplo, fue en asambleas de facultad, aquí en mi ciudad castellana. Asambleas que acababan con desalojo de la fuerza pública en diversas ocasiones. Asómbrense si quieren. O cómo a algunos cantores del movimiento catalán de Els Setze Jutges les hemos llegado a escuchar en directo, también aquí, en locales de parroquias obreras (dejemos de lado la discusión sobre estos términos antitéticos, pero nos entendemos) Sigan asombrándose.

Muchos de los que ahora se miran a sus ombligos respectivos, ignorando que las mutaciones que traen los tiempos son producto del intercambio y de la influencia, de la concesión y de la tolerancia, de la adaptación de lo otro y de la acogida a los otros, no parecen recordar lo que nos unió hace tan solo unas décadas. Ni que el avance y la convivencia vienen por las aportaciones y el arrimar el brazo, seas de donde seas. Y ahí la música y las voces cumplieron su papel, lo cumplen siempre, llevando sus aires y sus mensajes más allá de las tradiciones del San Juan.

Sí, reconozco que ponerme a escuchar Fonte do araño me sigue conmoviendo. Y es que tiene un no sé qué...¿Será el viento de fondo? ¿Será por los caminos que dan vueltas sin parar? ¿O que aún apremia aquella antigua sed que no puede o no sabe hallar el hontanar?

Adjunto la canción y arriesgo la traducción.



(In memoriam de los compañeros que me iniciaron y han desaparecido)




Xan Piñón, Emilio Cao, Bernardo Martínez, Anton Seoane y Xosé Ferreiros, artífices del disco, fotografiados en los Estudios Audiofilm en Abril de 1977.







Fonte do araño
onde eu de rapaz
a teu carón xogaba no verán.

Auga da freixa
camiño do meu fogar
baixando pola veiga e polo val.

Onde vai o teu rego, onde vai,
que eu teño sede e non o podo atopar.


Fonte do araño
o tempo pintou no chan
camiños que dan voltas sen parar.

Onde vai o teu rego, onde vai,
que eu teño sede e non o podo atopar.



Fuente de la araña
donde de niño
yo jugaba a tu lado en verano

Agua de la freixa 
camino de mi hogar
que baja por la vega y por el valle

Dónde va tu riego, dónde va,
que tengo sed y no lo puedo encontrar

Fuente de la araña
el tiempo pintó en el suelo
caminos que dan vueltas sin parar

Dónde va tu riego, dónde va,
que tengo sed y no lo puedo encontrar


'




12 comentarios:

  1. tiene un buen regusto a música celta, me gusta. Aunque sinceramente prefiero esta otra de Serrat, muy ligada a esta noche:

    https://www.youtube.com/watch?v=DkXQZFyHD7U

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Cao y su acompañamiento iban en esa dirección. Como en los demás que estuvieron de moda en su momento. Mucha tradición por una parte, nuevos ensayos de desarrollo de lo que se dio en llamar música celta, con afinamiento y combinación de instrumentos diversos, un tono reivindicativo, una poesía intrínseca y una línea con lo que otros "celtas" iban haciendo por ahí.

      Ah, Serrat, es otra cosa y un bien común, un lujo, de mediterráneos, de españoles y de latinoamericanos, afortunadamente.

      Salud y fuego interior.

      Eliminar
  2. Entrada nostálgica, llena de recuerdos y canciones de otros tiempos, tiempos duros pero llenos de juventud y esperanza. Solo falta la queimada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, salió por casualidad el tema; a veces reordenando algo surgen recuerdos y consideraciones. En este caso los vinilos, tan apreciados en su tiempo, tienen variados discursos. Épocas, personas, actividades, emociones, afectos...todo salta de manera parcial y al final acabas guardando el material y soltando un suspiro, o dos.

      Eliminar
  3. Me parece genial que una canción te emocione. Es una noche de magia y renovación. Por las noches de hogueras y recuerdos.

    Un abrazo y feliz noche mágica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La canción que me emociona es la de la fuente de la araña. Yo nací muy próximo a otra fuente y en el llamado camino jacobeo (no de Galicia) pero nunca he hecho creencia alguna de ese factor casual. Y lo de San Juan...si te soy sincero no veo más magia que la vida en sí misma y más renovación que mantener la salud y superar los trances cuando esta falla. Ya ves, que es un discurso deconstructor, pero allá cada cual con sus tradiciones formales y las ganas de fiesta.

      Eliminar
  4. El sentimiento es lo que permanece. Ay la puñetera vida que me puso de parto semejante noche y ciertos recuerdos aún redimiran al gañan de 43 solsticios recién cumplidos tal día cómo hoy. Por ahí anda el hombre, más contento que unas pascuas.
    Bueno lo genial es que la emoción te embargue envuelta en melodía y la disfrutes con el placer de comunicarlo. Lo que lo que narras me resulta absolutamente ajeno, como de otros mundos. En 1977: ya era madre de dos y protectora de 2+2. Una vida convencional y acomodada bajo candado voluntario, que es la peor atadura de todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa anécdota sí que es buena, parir mientras otros prenden hogueras, bueno tú la tuya, tu particular manera siempre tendrá mayor significado que la del común. Y ya sabes cada cual tiene su camino, una vez que lo va andando, antes ni se sabe, como mucho podría intuirse, según circunstancias, pero siempre es en gerundio esto del vivir. Buena efeméride por lo que te toca.

      Eliminar
  5. Me encanta Emilio Cao. Tengo música de él. "Fonte do araño", ¡qué bonita es esta canción!
    Un saludo y te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonita, sí, y luego a cada cual le puede significar de modo diferente. A mí me trae recuerdos, ya ves. Bienvenida.

      Eliminar
  6. Por desgracia, este tipo de canción ha perdido mucha popularidad.
    Salu2 y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sencillamente que no hay demanda de ella, que los significados que la motivaron no está presente hoy día; todo tiene su tiempo y ocasión, me parece. Gracias a ti.

      Eliminar