La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



viernes, 23 de febrero de 2018

Refrán del día







A Forges muerto, Forges puesto.



(Pero no sustituido por cualquiera. Nos acostumbró tanto a su diáfana y exacta interpretación de nuestra sociedad durante tantas décadas que no es fácil encontrar sustituto. Y eso que todavía quedan otros intérpretes sesudos. Pero cada cada cual es diferente y único. Yo también le he seguido durante años y años. Con el talante relajante y bonachón de sus personajes, aliñado de una carga crítica que iba en la mejor dirección de nuestra idiosincrasia hispana, compensaba con creces los textos de la prensa y me ayudaba a asimilar los acontecimientos -livianos o dolorosos- de cada jornada. Salud siempre, hermano Antonio)    







16 comentarios:

  1. Comparto completamente tus palabras. Forges fue una rara inteligencia que deslumbró en medio de un erial y supo lanzar su dardo crítico contra la mediocridad que nos rodea.
    Me sumo al homenaje al gran dibujante.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay unos cuantos Forges, solo que el estilo define y hace con frecuencia diferentes e insustituibles a cada uno de estos escritores-filósofos-sociólogos de la imagen. De la doble imagen, la de la representación visual y la del país. Un abrazo, a proseguir.

      Eliminar
  2. Todavía repienso su viñeta de hoy (porque mira que da -de sí):

    La piedra es el único objeto inanimado capaz de tropezar 2 veces con el mismo hombre.

    Creo que para Forges la piedras, muchas veces atalayas para sus personajes, eran seres muy animados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La piedra, absolutamente animada, y así sus personajes, tales como cualquiera de nosotros. Una galería de personajes que todos conocemos, con los que nos rozamos y a los que soportamos. Incluso nuestras propias metamorfosis cotidianas se veían en sus viñetas.

      Siempre me ha parecido la piedra el útil y arma más antigua y que aún permanece a nuestro lado, cada cual sabe en qué forma. Largo recuerdo para Forjes.

      Eliminar
  3. Sí, la elegancia de Forges y su agudeza para percibir el trasfondo de la realidad lo hizo único. Se puede ser un gran humorista gráfico sin recurrir al insulto y la ofensa, él lo demostró. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices es lo que le hace grande. Un humorista gráfico es de más calidad cuanto menos directo se manifiesta. Los insultos están desprovistos siempre de humor y las ofensas directas pueden volverse contra quien las emite.

      Historia de la intra-España denominaría yo al trabajo de Forges. Un imprescindible. Por cierto, ayer por la noche en la tv2 pusieron el programa Imprescindibles sobre Forges. Si no lo viste lo pondrán en la página de RTVE en cualquier momento, me gustó.

      Eliminar
  4. Cáspita, cuando me enteré de su muerte la primera imagen que apareció por la mente fue la de Cervantes! Ojala su memoria se mantenga en el recuerdo colectivo como lo hace la figura de Cervantes! Esa fue la flor emocional que lancé sobre su tumba! Lo escrito, que no dicho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que además Cervantes y el Quijote fueron una constante en el trabajo del humorista. Estos días se expone por aquí una colección de trabajos sobre Don Quijote y Sancho que no tienen pérdida.

      Jó, lo de la flor emocional es una expresión que me gusta.

      Por cierto con esto de la muerte de Forges nos hemos olvidado de un aniversario muy emocional también, el 22 de febrero, a ver si mañana lo traigo a colación. Es casi un ritual recordar al personaje año tras año en mi blog.

      Eliminar
  5. Forges es único e insustituible.¡ Lástima que tengan que morir algunas personas para que se les reconozcan sus méritos...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, la muerte de un autor es la pérdida de algo de todos, sobre todo cuando ese autor ha sido un intérprete preciso y sutil de la cotidianidad española. Saludo.

      Eliminar
  6. Forges amaba a Cervantes. Un buen homenaje sería leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ejemplo. Además las Novelas ejemplares son preciosas.

      Eliminar
  7. Una gran pérdida, más sabiendo que pocos caricaturistas quedan con esa capacidad para hacer crítica desde la una ironía fina e inteligente. Hasta siempre, Forges.
    Y además, gracias, Fackel, por seguirme en el blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tal como dices. Muchas gracias por comentar, bienvenida. Saludo.

      Eliminar