La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



jueves, 14 de diciembre de 2017

Aforismo sobre la necedad al viento














Se empieza ondeando banderas y se acaba arreando con el mástil. O con algo peor. Los identitarios de cualquier signo no se apean del burro. Propuesta alternativa: frente a banderas, voces altisonantes, proclamas demagógicas  y palos, expónganse argumentos. Y tolerancia y respeto, por favor. Que lo que está pasando en España es de tontos. Y no hay mayor necedad que escupir al cielo.


(Grabado de Francisco de Goya)



14 comentarios:

  1. ...quizás porque todas las banderas son igual de capciosas, y hay que fiarse más de los que llevan la bandera que no se sus colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descreo de los abanderados por igual, hermano. La bandera de los argumentos está rendida hoy día a la de la visceralidad, a la del símbolo imbécil y a la de las identidades inventadas para provecho propio de los que medran.

      Eliminar
    2. lamentablemente así es, hablan Sopa de Cabra en una canción de banderas sucias manchadas de sangre. rius de gemt malferida per el temps....

      El título es: PODRÉ TORNAR ENRERE

      Eliminar
    3. Són germans d'un camí que no ha tingut mai sortida ni final,
      saben bé que el futur és la foscor i que el negre és el color
      d'una bandera, bruta i plena de sang, que els hi han posat a les mans
      però no es rendeixen, somien il·lusions fent himnes de cançons i criden.

      Parece más bien pensada esta letra en la utopía anarquista. Pero lo que acontece hoy tiene poco de utopía y nada de revolución. Sólo el reciclaje de las mismas clases...para su medro personal.

      Eliminar
  2. Me produce tristeza pero es un hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volver a las andadas no se lo deseo ni a los más inconscientes. Gracias, Azul.

      Eliminar
    2. Por qué será que Quevedo me anda rondando por la mente últimamente? He investigado a mi manera y no me extraña. Luego ha aparecido, también de ultratumba, el señor Eco con su última publicación "De la estupidez a la locura" o Crónicas para el futuro que nos espera. Todo el cargadito de experiencia, ironía y humor. Ambos me acompañan en mi presente mutismo forzoso al tiempo que acogedor, y confirman a su manera lo que expones. Será el eco de la vida a través del tiempo.

      Eliminar
    3. Te suena, me suena, nos sonará siempre Don Francisco porque a la clarividencia sobre lo real y lo vivido se suma un sentido del humor no sé si estoico, ibérico o mefistofélico incluso. Es un autor español necesario, junto a los que cito siempre, ya sabes, Don Miguel por excelencia, Larra, Machado, Blanco White...

      El libro de Eco no lo conozco, ya me dirás. Creo que nuestra generación tiene tanto de vida y de país paralelamente que deja chicos los que van de show y de aprendices de brujo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Las banderas, no me canso de repetirlo, FACKEL, y más por estos pagos, se crearon en el medioevo para diferenciar unas tropas de otras. No habían uniformes, por lo que lo único que podía esgrimir el señor feudal era un pendón, y detrás de este unas tropas mal vestidas para enfrentarse por litigios generalmente de tierras, de lindes y de población contra otro señor feudal.

    Las banderas, trapos a mi entender, sólo han aportado separación, luto y muerte. Tortura, fraccionamientos, fronteras y divisiones, y en nombre de no se que se le adora y se le cuida como el bien más preciado.

    Ni me interesan los trapos ni los porteadores, porque estos me harán tomar partido por un trapo en vez de otro.

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión es el simbolismo que los humanos otorgan a las cosas que ponen en circulación. Banderas, himnos, imágenes corporativas,publicidades varias y múltiples...todo está lleno de proyecciones, las más de las veces francamente estúpidas, que pretenden encarnar valores, territorios, cielos, etc. Tonterías. Este aforismo, no sé si todo el que pasa por aquí se habrá dado cuenta, viene a cuenta de que leo que el otro día un personaje con mirada torva y de odio, las fotos no engañan, ha sido acusado por un juez por asesinar presuntamente a un tío, con su ascendencia equis, que llevaba unos tirantes de pantalón con la bandera española. Si vamos por ese camino, malo. Ya mataron antes los de una bandera a los de la otra u otras y gratuitamente, y volver a empezar no. Que se vayan a dirimir sus frustraciones al Averno todo este tipo de gente. Y ya de paso, lo de los estelados con sus esteladas ya huelen...Y más: tiene narices que usen el color amarillo para su último invento cuando el amarillo en política siempre se asoció a la derecha recalcitrante, clerical, facciosa y de eso sabían mucho los obreros catalanes que pagaron el precio de la represión pistolera en el siglo pasado. En fin, que se han vuelto locos.

      Propuesta: negarse a aceptar ninguna clase de publicidad.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Eso mismo pienso, pero mi recato me obligaba a no ser tan explícito.

      Eliminar
  5. España es tan surrealista que los que más ondean la bandera española son los catalanistas. Por activa y por pasiva sus cuatro barras multiplican la bandera monárquica hasta el infinito. ¿No es chocante? Ahora cuenten si quieren que vienen de otro lado, pero de un reino que dejó de existir hace siglos.

    Fermín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que marca a este país es lo clerical y todas las encarnaciones políticas que se han reclamado de la Tradición. El catalanismo bebe de esas fuentes y no se libra por lo que se ve.

      Eliminar