.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 18 de octubre de 2017

Apunte a una sugerencia de Antonio Muñoz Molina





















Algunos amigos me lo vienen diciendo desde hace días y yo se lo repito a su vez a otros. Hay gente que mete mucho ruido, no nos prestemos los demás a aumentar el ruido. Incluso una bloguera amiga me recuerda un verso de Octavio Paz: "Cosas y palabras se desangran por la misma herida." Y la herida duele más si el ruido se vuelve insoportable. Este ruido desatado tal vez es el último recurso desesperado de los iluminados, pero que no nos engañe. El ruido, el vocerío, el clamor exagerado, cualquiera de las formas altisonantes que dan la espalda a la palabra como intercambio y, por lo tanto, construcción de entendimiento y comprensión racional, no deben ser combatidas con más griterío. Todo está dicho y no parece haber mucha red de sensatez para aliviar la situación. Y quisiera equivocarme, sinceramente. Hay incluso quienes creen proponer alguna clase de elección diferente de manera tan tosca y contradictoria como inútil que solo sirve o para apoyar a los del ruido o para acrecentar éste. ¿Es el silencio la alternativa a todo lo que sucede? ¿Basta con una actitud sumamente prudente que evite el encono y el enfrentamiento verbal? ¿Hay que no hacer, como dice Antonio Muñoz Molina, tomando modelo de algunas instrucciones del Tao-te-ching? En un artículo del escritor en su blog, cuya lectura recomiendo, hace una sugerencia contundente frente al momento presente. Me parece bonito, inteligente, sabio tal vez, pero yo no sé si seré capaz de seguir su senda. Siempre he sido muy pecador. Siempre he creído en la palabra. Aunque uno no sepa hacer siempre un uso adecuado de ella.

He aquí un trozo del artículo citado:

"Propongo aquí una tregua de quietud parecida. Parece que ya no podemos decir nada que no sea ofensivo y que no agrave más aún la temible fiebre autodestructiva a la que nos vemos arrastrados. Todos hemos perdido ya, inútilmente, estérilmente, mucho de lo que habíamos ganado, y hemos perdido más todavía si pensamos en todo lo que podíamos haber hecho si concentráramos nuestras fuerzas y nuestras palabras en construir lo imprescindible en vez de cebarnos en lo dañino y en lo inútil. Hay veces que hablando no se entiende la gente. El microcosmos de los que participamos aquí se ha empobrecido y se ha vuelto insalubre y hosco en los últimos tiempos. Pero estoy seguro de que en la mayor parte de las cosas de verdad fundamentales los más virulentos entre nosotros estarían bastante de acuerdo. Una de las experiencias más beneficiosas que conozco es el retiro de silencio. Tradiciones espirituales muy distintas lo han cultivado desde hace milenios. Voy a dejar en suspenso esta conversación durante una temporada. No sabemos qué se puede hacer, pero sí qué se puede no hacer: no aumentar todavía más el ruido, el bronco diálogo de sordos que nos intoxica la vida como las partículas de C02 en la atmósfera en este otoño caluroso y polvoriento del porvenir climático que ya ha llegado. No pienso ahora en lo que quiero que suceda, sino en lo que no quiero que suceda."








(Fotografía de la parte superior de Eikoh Hosoe)

28 comentarios:

  1. Y, es sentido común... Pero eso hace falta hoy? No se puede pedirlo también a los gritos?

    No lo sé tampoco... Saludos 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido común no es probablemente un don instintivo ni reflejo, habrá casos en que puede ser, pero gran parte del sentido común es de elaboración racional, donde la educación y la cultura, incluidas la cívica y la política, son decisivas. Pero en la sociedad muchos siguen funcionando por inercia y dirigismo de sus amos. Y tal como se está demostrando hay una carencia amplia de cultura. Así está pasando lo que está pasando en España. Y cómo se benefician los oportunistas y falsarios de ello. Gracias.

      Eliminar
  2. Y a mi me viene a la mente una frase de Benedetti, en su libro Poemas de oficina.

    Uno, generalmente no puede hacer lo que quiere, pero tiene todo el derecho de no hacer lo que no quiere.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, sí, pero...también diremos algo de Brecht, sobre aquello que no hicimos cuando tendríamos que haberlo hecho.

      Eliminar
  3. Podemos opinar o decir sobre el tema lo que nos parezca pero solo los catalanes tienen el derecho de decidir su gobierno. De decidir su independencia.
    Encuentro desproporcionada la sensación de agravio que se respira fuera de Cataluña.
    Ante la crispación que se ha levantado he optado por el silencio desde el comienzo de esta situación de enfrentamiento que poco o nada ayuda ni resuelve y porque solo a ellos les atañe a través de las urnas , no porque vea disparatada su decisión que encuentro totalmente viable.
    Si Galicia en este momento viviese un proceso como el catalán la verdad es que tendría una esperanza de futuro que no tiene, por desgracia no veo expectativas de que pueda tenerlo en mucho tiempo.
    Romper con la colonización de un país no significa romper con amistades, familiares ect. La independencia de Cataluña es un derecho, el suyo y esto no tiene porque servir de enfrentamiento a los que no viven allí, ya bastante han tenido con la represión brutal que han ejercido contra ellos, contra un proceso llevado a las urnas por voluntad propia, no uno sino miles de catalanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, ¿la Constitución española no sirve para nada? ¿Las leyes, los gobiernos, la judicatura, todo ese sinfín de reglas de convivencia no sirven? ¿A estas alturas de globalización por una parte y de afianzamiento, aún insuficiente, de superestructuras económica, sociales y políticas no queremos ver la trascendencia de ir a uniones y no a desgajarnos? En una gente habrá sensación de agravio, en otra, mi caso y el de gente que trato, es de hastío, de inquietud, a mí no me agravian, simplemente que se si crea la catástrofe, con la parte alícuota del Gobierno central que incumbe, me estarán perjudicando, como a ti, como a la mayoría, si se desencadena una crisis de envergadura en toda España. Lo siento, pero no comparto ideas nacionalistas, ni siquiera las castellanas, que también las hay.

      Me temo que unos polvos traen otros lodos, y si hay rotura política o crisis fuerte habrá divisiones y enfrentamiento. ¿Qué pasó en el País Vasco durante décadas? ETA hizo un flaco favor a aquella sociedad y en general a la española, consiguiendo que la derecha montaraz se consolidara (PP)

      Si esto es lo que nos espera, estamos apañados. Me parece que no se quieren tener ideas claras. Pues buena suerte.

      Eliminar
    2. Siempre me ha llamado la atención que algunos hablen de Cataluña como si esta fuera única: Cataluña quiere la independencia... Se parecen tanto a los que hablan de España como si fuera única...
      En estos momentos solo la ley. Se está usando tanto la palabra democracia que esta se ha desemantizado. Creo que donde muchos aluden al sentido democrático de los independentistas deberían hablar de revolución, no de democracia. Lo ocurrido en las semanas pasadas no tiene nada que ver con la democracia, es un movimiento revolucionario. Y es un movimiento revolucionario de los privilegiados, no de los oprimidos.

      Eliminar
    3. De acuerdo contigo y me pasa lo mismo, no me gusta que hablen de Cataluña en general, eso de que los divisionarios de la sociedad hablen en nombre de toda me aterra. Mal.

      Yo a lo que viene aconteciendo ni siquiera le otorgo calidad revolucionaria. NO hay ni revolución burguesa ni proletaria, no hay intento ni objetivo de cambios sustanciales, ni de formación social ni de formas de producción, nada de nada de eso, ni de cambio de propiedad. Es que han encontrado un hueco a sus viejas aspiraciones de ricos, aunque se utilicen a las clases medias y obreras, esas mismas a las que joden los tecnócratas del Govern. Digamos lo que son las cosas.

      Eliminar
    4. Eso es: curiosas revoluciones estas en las que toman el control los privilegiados. Concluyamos: lo que ocurre allí no tiene nada que ver con la democracia ni con la revolución. Manipulación emocional de la clase dirigente a la que le viene bien lo que está ocurriendo para que no veamos sus miserias. Ay de estos políticos envueltos en banderas diciendo que se han puesto al frente de un pueblo supuestamente oprimido.

      Eliminar
    5. Y un sector ha entrado al trapo aunque sea obviando la pura y dura realidad del capital que ese sí que no sabe de fronteras y roza los cielos.

      Eliminar
  4. Os damos leyes para no darnos tiranos. R.F. 1789.

    Las leyes son aquello a lo que apelamos los ciudadanos de a pie cuando no tenemos disposición de acusar o defender lo que consideramos un atropello por parte de los demás.

    No sucede así en Liberia, Congo, Etiopia, Eritrea, Somalia, Siria, Afganistan...etc, etc. Allí todo se arregla por las armas y en plan de venganza.

    Lo contrario o antítesis de las leyes es la anarquía.

    Cuando se jura o se promete respetar una Constitución por parte de los políticos (hecho Sr SALAIO S que se ha efectuado en España), por parte del Senado y del Congreso de todas las Autonomías, se hace con todas sus consecuencias, porque además se cobra del erario para que esa Constitución se respete y se lleve a la práctica.

    Si el mismo político que jura o promete la Constitución se la pasa por el forro, hace referendums en los que es viable con un sólo voto de diferencia el resultado, sin personas para contar los votos de otros partidos políticos, sin garantías procesales,
    y sin aprobación del 52% de la Cámara, ¿Qué garantías tiene la población que desde dentro de su nueva nación no se establezca a su vez una tiranía tipo la de Corea del Norte ?

    Y fin. Para hablar de Cataluña se ha de haber nacido y vivir en ella, no se me lo tome a mal, o al meno s residir y ver que es lo que sucede.

    Yo tengo mi familia fracturada, si. Mi señora y yo pensamos de una forma, mi hijo y su señora de otra diferente y ya no hablamos de política, tan siquiera mentamos a nuestros deudores, porque lo son. En mi casa, estimado señor, gracias a esta colla de subvencionados.
    ¿ Que tengo que agradecer a mis políticos, sino el que se marchen ?
    Salut, Sr SALAIO S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según veía ahora un telediario, que lo he dejado porque la ingesta del alimento es más sagrado que las noticias dirigidas y todas las tonterías soberbias que uno tiene que escuchar, pensaba en cómo se comportarían o comportarán en el futuro los gobernantes de la república catalana con sus disidentes. ¿Acaso les dejarán hacer? ¿No existirá la represión? No acepto la puñetera hipocresía. Un Estado siempre reprime si lo pactado, que siempre es discutible, se lo salta el disidente. Esa cohorte de aprendices de brujo que persiguen la gloria y pasar a los anales de historia son unos cínicos de tomo y lomo.

      Eliminar
    2. Tot Barcelona- Y fin. Para hablar de Cataluña se ha de haber nacido y vivir en ella, no se me lo tome a mal, o al meno s residir y ver que es lo que sucede.

      Salaio- solo los catalanes tienen el derecho de decidir su gobierno

      Salaio- La independencia de Cataluña es un derecho, el suyo

      Está claro que para hablar de Cataluña se ha de haber nacido y vivir en ella, en eso estamos de acuerdo y en ese fin que propone? pues también, de acuerdo.

      Saúde Sr Tot Barcelona

      Eliminar
    3. Es un argumento absurdo que niega la capacidad de análisis y opinión. Y eso solo sucede en los regímenes dictatoriales. Con esa base no se puede construir una democracia y un estado moderno.
      Saludos.

      Eliminar
    4. A veces me pregunto, Pedro, si muchos españoles se han enterado de los procesos históricos acontecidos en las últimas décadas.

      Eliminar
    5. Voy creyendo que no. De ahí que sea tan fácil la manipulación. Todos los nacionalismos (incluido el español), mienten. Más en contextos en los que no hay un pueblo oprimido. El nacionalismo catalán ha mentido hacia el pasado (casi todas sus premisas históricas son falsas o desajustadas), el presente (no hay un pueblo oprimido sino una autonomía rica, con alto desarrollo y libertad) y el futuro (esa utopía que el mercado se está encargando de desmontar hora a hora). Me extraña la ingenuidad de muchos al tragarse la píldora. Pero, como dices, parece que hay muchos que no se han enterado. Jugar con ello nos va a hacer a todos más pobres, menos libres y menos dialogantes durante una buena temporada. Pero parece que estamos en épocas de tripas y emociones y poca cabeza.

      Eliminar
  5. Aunque no tiene que ver con el post ni con la situación del país, sí tiene que ver con las actitudes parlamentarias; véase este video a propósito de un presunto atentado contra Melenchon y otros políticos francés desbaratado por la policía francesa. Un fair play interesante en la Asamblea de la República Francesa que se debería tomar como modelo,

    http://www.lesinrocks.com/inrocks.tv/video-le-discours-de-melenchon-contre-des-terroristes-presumes-dextreme-droite-salue-par-une-standing-ovation/

    ResponderEliminar
  6. El consejo es bueno y saludable, pero resulta muy difícil, por no decir imposible, callar cuando se leen o escuchan frases tan disparatadas como la de uno de tus comentaristas:

    "Romper con la colonización de un país..."

    Yo sí vivo en Cataluña y no tengo para nada la percepción de que esta tierra entrañable, aunque dividida hoy en día, sufra de colonización alguna con una cota de autogobierno - mejorable, sin duda - muy superior a la de la mayoría de comunidades.

    Ojalá las colonias reales hubiesen tenido o tengan tales competencias...

    Fackel, aprovecho para manifestarte mi conformidad con todo lo que expones referente al conflicto de Cataluña

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. Me parece una farsa de niños ricos, sinceramente. Soy un incauto si antes no me dí cuenta.

      Agradezco tu opinión de apoyo. Yo mismo no tengo claras muchas cosas. Y te aseguro que siendo castellano tengo un gran conflicto al respecto, porque siempre he tenido muchos vínculos con Cataluña. Cataluña no es solo el partidario del secesionismo o del nacionalismo endogámico. Pero para que nos demos cuenta lo importante que es controlar a través de una elecciones toda una administración.

      No quiero decir más, no me parece racional y razonable llevar el tema hasta el límite de las pasiones y las emociones incontroladas.

      Eliminar
    2. Querido Luis Antonio: debe ser muy difícil que algunos te roben la voz.Ya ves que yo tampoco he podido callarme ante esos desatinos que señalas con acierto en tu comentario. Un fuerte abrazo y mi solidaridad contigo. Me disculpo también con Fackel -con el que también estoy de acuerdo en tantas cosas- por comentar varias veces en una misma entrada, en contra de mi presencia habitual por aquí.

      Eliminar
    3. Los desencuentros de algunos pueden propiciar el encuentros de otros, así es la vida. Aunque a uno no le gustaría desencontrarse con nadie Y MENOS con muchos con los que se ha tenido vivencias y aproximaciones pacíficas.

      Eliminar
  7. Un poco de sosiego es lo que no nos dejan tener los factores enfrentados, ambos envueltos en banderas para ocultar que están desnudos. Hay tanta falsedad que ya la razón se ha perdido. Qué pena de tiempo perdido en algo que no conduce a nada.
    Qué razón tiene Muñoz Molina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y escapar a la realidad puede ser muy positiva para una persona, si lo logra, pero tenemos déficit de un diálogo a tiempo, y los gobiernos que ha habido no han propiciado a favor del encuentro entre españoles lo más mínimo. ¿La trampa? El mercado. Como todos consumimos y de las mismas marcas somos felices. Qué ingenuos hemos sido. Esto, se apacigüe o adormezca o bien estalle, nos obligará a replantearnos NUESTRA REALIDAD.

      Eliminar
  8. He leído muchos comentarios que se alejaban leguas de lo que me parece lógico y razonable y jamás lo he tachado de barbaridad.
    No sé como denominar a unas fuerzas de ocupación que van a moler a palos a los miles de personas que quieren intentar su propio proyecto de país, no sé, ¿democracia?.

    En fin, que sin ánimo de polémica, desde la calma, vuelvo a descolonizar mi silencio de tanto ruido.
    Ya me produce bastante tristeza no poder ni abrir la boca en reuniones familiares o de amistades que no comprenden el tema independentista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la democracia nos han dado palos por cosas menores como protestas vecinales, oiga. Por supuesto que sería de incautos ignorar que existe una policía de la democracia que ejecutan órdenes de gobiernos o de jueces si viene al caso. Los mossos tenían muy dudosa fama hace décadas, anda que no han dado palos por órdenes de cumplimiento judicial o de algún miembro del Govern. El tema es que con lo de la represión policial se está encubriendo el camino de ilegalidad y sedición que ha tomado el secesionismo. Suena bien lo de propio proyecto de país...por parte de la mitad o menos de la mitad de ese país. No tomemos la parte por el todo, que precisamente esa es la falacia del independentismo. Aquí lo que hay que debatir y argumentar es la construcción de situaciones o estados o proyectos o lo que sea superiores a las fronteras actuales, que nos generen a todos mejor vivir y con mayor seguridad frente a otras ambiciones como hubo en el pasado, que conjuren riesgos de nuevos enfrentamientos y barbaries. La idea es muy elemental: o se va hacia adelante o regresamos a un pasado de alto riesgo. Lo de los Balcanes, por ejemplo, está apaciguado, pero no conjurado y en cualquier momento puede saltar de nuevo. ¿Queremos eso para los ciudadanos de nuestra península?

      Pues sí es triste no poder abrir la boca en la tribu, pero igual todos tenemos que revisar nuestros criterios, vivir con los pies en el suelo y dejarnos de fantasías de autodeterminación. También Lenin, en su teoría, hablaba de ella y luego el proceso fue de un férreo centralismo. Calma, por lo tanto, y evitar choques frontales, a ver si hay suerte.

      Eliminar
  9. España es un estado plurinacional formado por diferentes comunidades históricas que poseen lenguas propias y culturas diferenciadas. Por razones históricas como sabemos tod@s el estado español al igual que otros muchos estados se conformó a base de guerras, tratados, bodas reales, intercambios, anexiones...sin tener nunca presente a los verdaderos protagonistas, los ciudadan@s (no súbditos) que siempre fueron tratados como mera fuerza de trabajo.
    Evidentemente muchas naciones consiguieron liberarse pero otras, por distintas razones, continúan manteniendo sus ansias de libertad.
    El derecho de autodeterminación de los pueblos es un elemento clave en cualquier democracia.
    El marxismo siempre ha defendido el derecho de autodeterminación de los pueblos.

    Podemos tener los pies en el suelo y soñar con conseguir por las urnas, democráticamente, además, un país republicano, laico...etc
    A ver si hay suerte, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy la de cosas que dices, y qué mezcladas y románticas, pero en un momento histórico tan interrelacionado, globalizado y con dueños lejanos ¿qué sentido tiene evocar un concepto de naciones que sinceramente yo tengo severas dudas de que existan en nuestro país? Creo que la izquierda sigue haciendo un discurso arcaico e inoperativo. Si la izquierda pensara en algo superior, si recuperara y actualizara un sentido internacionalista que influyera en la nueva configuración del continente en lugar de dejar la vía abierta solo a los poderes económicos (¿o soy también un utópico?) y a la amenaza de la ideología totalitaria pues acaso resucitara.

      Hemos perdido el tiempo en las últimas décadas, no me cabe duda, respecto a debates, pero claro, los partidos que deberían haber encarnado la iniciativa no han estado por la labor. NINGUNO. Todos están pendientes de qué fruto en votos pueden sacar de esta última crisis, no hay ninguno que no se muestre sino cuidando su propio corral con el riesgo de que se le puede escapar el ganado, porque la gente percibe contradicciones aunque no sepa racionalizarlas.

      Eliminar
    2. Mira lo que acabo de leer:

      https://elpais.com/internacional/2017/10/19/actualidad/1508438796_897788.html

      ¿NO está claro lo globalizado que está todo y cómo juegan las potencias a sus intereses? Al final lo de Cataluña va a ser objeto de la manipulación del dictador elegido del Kremlin. Tiene narices, y los secesionistas de aquí poniéndoselo fácil.

      Eliminar