.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 16 de octubre de 2017

Apunte sobre un desastre ampliado. Galicia, Asturias y Portugal arden. O qué hubiera dicho Rosalía de Castro






















Llevábamos un montón de días con el sonsonete del secesionismo catalán  -que si sí que si no que si semi pensionistas-  creyendo reducidos los problemas del país solo a esa cuestión planteada por una minoría que se arroga la voz de la mayoría (también el gobierno central es tan dado a hablar en nombre de todos los españoles) Y no sabíamos ya si es que vivimos en la Arcadia feliz, si ya no hay nada pendiente que resolver, si los problemas de diversas clases no existen, si somos lo mejor. A veces tienes la sensación de que España, entre la presión política y el apoyo de lo mediático, se reduce al cero cuando no al infinito. Y nadie parece hablar de otros temas, y que toda esa especie a la que se denomina como agentes sociales, representantes institucionales, militancias y electos de los partidos hubieran quedado silenciados de pronto. 

Y de repente este fin de semana brota la noticia de los incendios en Galicia y en Asturias (también en Portugal, a la que, por cierto, la estúpida soberbia española siempre ha hecho de menos) Debidos en parte porque el octubre extraño y caluroso insiste en vengarse de los hombres, en parte probablemente por un deficiente cuidado de los bosques, en parte por la mano asesina (es curioso como oyendo a la conselleira de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de Galiza le faltaba tiempo para llamar terroristas a los presuntos incendiarios; luego escuché al fiscal general de Galicia que eso primero habría que probarlo), en parte acaso por el exceso de plantación de un árbol siempre denostado por muchos gallegos, el eucalipto, en parte por la urbanización excesiva del medio rural. No sé, ni digo más, que no entiendo ni conozco de cerca la realidad aquella. Todo lo que digo lo recojo de voces que de antiguo han venido avisando de los límites forestales gallegos y, por ende, de los dominios y relaciones sociales que allí han cundido con sus especificaciones. Por cierto, a ver si algún periodista y algún historiador nos hablan con veracidad de ello.

Ahora que se apaguen las mil y una llamas. En paralelo la impotencia, la vergüenza, la desesperación. La melancolía.Y pensé en qué diría Rosalía ante la desgracia de este momento. ¿Volvería a escribir sus mismos poemas como entonces? ¿Los escribiría con mayor gravedad y enojo, si no ira, de la que en su tiempo manifestó? ¿O se quedaría sin voz, apesadumbrada por las diversas formas de barbarie no solo imputables a la naturaleza? La naturaleza no sabe de barbarie porque éste es un concepto fieramente humano, solo sabe de instintos. Pero me pregunto si hay una clase de hombres que incentivan los instintos del fuego, si hay otros que se dejan mullir por las ambiciones e ignoran las realidades geográficas y sociales, si hay quienes miran para otro lado a la hora de prevenir o corregir políticas, si hay quienes solo se interesan en su chalé y sus barbacoas. No sé, solo son dudas. Pero a mí me enfada y me aflige la desgracia aunque no me pille in situ, cómo no. Qué curioso, el Nordeste y el Noroeste de la península parecen convocados por fuegos, si bien diferentes.

Tomo unas estrofas del poema Los robles de Rosalía de Castro.



"Bajo el hacha implacable, ¡cuán presto
en tierra cayeron
encinas y robles!;
y a los rayos del alba risueña,
¡qué calva aparece
la cima del monte!

Los que ayer fueron bosques y selvas
de agreste espesura,
donde envueltas en dulce misterio
al rayar el día
flotaban las brumas,
y brotaba la fuente serena
entre flores y musgos oculta,
hoy son áridas lomas que ostentan
deformes y negras
sus hondas cisuras.

Ya no entonan en ellas los pájaros
sus canciones de amor, ni se juntan
cuando mayo alborea en la fronda
que quedó de sus robles desnuda.
Sólo el viento al pasar trae el eco
del cuervo que grazna,
del lobo que aúlla."






14 comentarios:

  1. Habrá que ir al fondo del tema, hace mucho que se hacen estudios y manifestaciones en este sentido.
    Sabemos que hay intereses económicos detrás del fuego, que los árboles después de quitarles la corteza quemada son útiles para la venta.
    Que no interesan los bosques de maderas autóctonas como los Ancares.
    Sabemos y lo venimos anunciando desde la llegada invasiva del eucalipto que éste traería consecuencias nefastas.
    Existen miles de medidas para prevenir el fuego, una de ellas es que el monte pase de ser de manos a privadas a ser un bien público.

    Gracias por traer el tema y por acercar a Rosalía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, entonces uno se pregunta ¿y por qué no se actúa en esa dirección? ¿La dirección política del gobierno gallego? ¿Los caciquismos aún activos? No sé ya, me pierdo, pero se agradece una voz cercana a esa realidad.

      Eliminar
  2. El destino desértico de esta península parece garantizado. Ahora me temo que por más de simples motivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay desierto geográfico, geológico, el desierto de las ideas y de los proyectos está servido, vaya mierda.

      Eliminar
    2. Actualmente hay el doble de masa arbórea que hace 100 años y sigue creciendo.

      Eliminar
  3. No fue junto a Bequer, una romántica.
    Fue una persona que se dió cuenta de lo que sucedía y lo supo plasmar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé mucho de Rosalía, pero que sufrió psíquica y emocionalmente por la realidad gallega no me cabe duda. Enfermedad aparte.

      Eliminar
  4. El problema del sececionismo catalán es que no es una minoría, fíjese que votaron 3 millones de ciudadanos que és más del 50% del censo de 5.2. Ese es el problema, un aumento significativo de SI, de un movimiento que estaba estancado en un 20%, i que ha crecido lo que ha crecido gracias al padre del independentismo, al supremo hacedor de independentistas: Mariano Rajoy y Brey. El ha creado este monstruo que ahora nos azora y devora a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francesc, disculpa que disienta, no pongas más números que el propio Govern, salvo que tengas acciones en la empresa, que no se sabe si votaron dos o tres o el mono. No me resulta fiable lo cuantitativo. De lo cualitativo, ¿qué decir? ¿Qué garantías hubo en un montaje que no se sostenía jurídicamente? Llamemos a las cosas por su nombre: movilización como mucho si quieres. Si mañana monta el Estado español o el alemán una parecida a esa farsa ¿qué diríamos? El señor presidente no cuenta con mis simpatías ni ideológicas ni de dirección política pero me parece parcial dirigir hacia esa dirección lo acontecido el 1-0. Claro, el Puchi y cía son hermanitas de la caridad, víctimas propiciatorias, eternos perseguidos del centralismo, etc. Es una gran cagada la que está montada y a ver cómo salimos de ella. Te juro que yo NO TENGO LA CULPA.

      Y si el señor Puigdemont se digna un día de estos lamentar los incendios y consecuencias de Galicia, a lo mejor se ve un rasgo de solidaridad y comprensión con otros seres humanos que hasta el momento no se ve por ninguna parte...Como no es español...

      (Fíjate que me pongo en el papel de abogado del diablo de lo que haga falta. Lo que te digo una gran cagada que si va a más, a enfrentamientos crudos y duros NADIE estará libre de ser responsable. El secesionismo está abriendo puertas al fascismo por delante y por detrás, y en su propia casa seguramente, no seamos ingenuos)

      Eliminar
    2. UNO - Se podia votar muchas veces, de acuerdo, pero sólo una constaba, es una simple cuestión informática. Como boicoteó el Gobierno Internet, uno iba a votar y le tomaban nota del DNI, y luego este podia ir a otros sitios (yo mismo lo probé) y sólo se validaba un voto, el primero que se introduce digitalmente al recuperar internet. La segunda vez, ya no deja.
      DOS - Puigdemont no hizo ayer declaraciones, entonces no tiene porque hablar de los incendios. Ademàs en Galicia son pura rutina por la desidia del Gobierno del señor de las Vacas con nombre de mujer. Además, ayer y hoy Puigdemont tenia otros problemas en la cabeza que condenar los incendios de los incendiarios.
      TRES - A mi tampoco me gusta Puigdemont Y menos aún Junqueras (este me preocupa y mucho) pero la cosa ya no va de eso, desde el dia 1-O, va de dignidad, y dignidad de la gente, como se vió el dia 3-O. Y es algo que ni Puigdemont ni Rajoy pueden controlar.
      4 - El fascismo esta ahí de siempre, sólo que ahora emerge un poco más con la connivencia del Pp, estos fascistas son todos viejos conocidos de unos y otros.
      En fin que esto es un desastre que nos está sacando a todos de quicio, y todo por unas urnas azules de Don Mariano años ha, que aquellos polvos constitucionales trajeron estos lodos.

      Un saludo.




      Eliminar
    3. Dije que no me gustaba el presidente, y se me olvidó el apellido, me refería al de la Moncloa. Pero el otro, el president, no me suscita tampoco ningún interés, y si no fuera por esta algarada y comedia creo que ni sabría de su vivir.

      Hombre, lo de decir algo a y por alguien que está padeciendo una desgracia, como los gallegos, es de sencilla y solidaria humanidad. ¿Hasta ese extremo de desinterés y desconsideración habremos llegado? Bueno, habrán llegado algunos, y allá si se les quiere justificar.

      Lo de la dignidad, pues eso, dignidad para todos. Siempre me alegraré del reconocimiento de la dignidad, porque o se reconoce o no sirve. Pero la de todos.

      Como siempre tiene la culpa el otro, según una arraigada costumbre española, nada que opinar ya sobre la inverosímil e increíble historia del 1-0 y su nieta Edelmira. Lo dejo al papel de los historiadores de pasado mañana.

      Que el hálito ultra está ahí, pues es obvio. Es algo que late en la sociedad, en cualquier individuo, en su lado oscuro, en su sombra (Jung) Recuerdo que empecé a verlo más claro cuando leía Ajoblanco y se hablaba del fascismo cotidiano, etc. Que además de eso habita en unos determinados sectores tradicionales y tradicionalistas, ya incluso de antes del dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, pero reafirmados desde su desdichada gesta, indiscutible.

      Y muy cierto y a pies juntillas: todo esto NOS ESTÁ DESQUICIANDO y como en río revuelto siempre pescan los más siniestros y oportunistas (verás las próximas elecciones) pues nada, recomendémonos unos a otros de los humanoides de buena voluntad calma, paciencia, aguante e ironía. Siempre vienen los lodos de otros polvos, pero no es un país proclive a la limpieza.

      Salut.

      Eliminar
  5. https://cuandopaulnaschymordiolavida.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace, Martín, lo veo reposadamente.

      Eliminar
  6. Atención. Léase esto de un profesional, por favor, el tema es serio y a la demagogia de autoridades y deficiencia informativa de la prensa hay que contraponer voces que saben:

    http://antonioaretxabala.blogspot.com.es/2017/10/ardegalicia-ardeasturias-ardeportugal.html

    ResponderEliminar