.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 21 de octubre de 2017

Apunte sobre los versos finales de las Nanas de Miguel Hernández






















"No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre."

Son los últimos versos de las Nanas de la cebolla, poema de Miguel Hernández. Versos escritos en la cárcel, las nanas van dirigidas a su hijo con esa hìpérbole que solo la poesía permite en sus lujos y caprichos. ¿Mera hipérbole que el hijo cuando sea mayor medirá su dimensión real y, por qué no, irónica sobre una vida ahíta de dificultades? Sin duda que estas Nanas son una de las poesías más hermosas y positivas que he leído jamás. Las leo una vez más hoy en momentos aciagos del país que, en principio no tienen que ver con aquellos tiempos de cementerio, prisión y carencia en que escribió Miguel Hernández. Las leo para conjurar el tiempo presente de España. Las leo para mecerme en ellos, para sentirme niño y para escuchar al poeta adulto del fin de sus días. No parece que lo hagan otros españoles que prefieren apostar por la división y el riesgo. Ni los que eligen el enfrentamiento y la quiebra entre los que pisamos los mismos suelos. Es demencial lo que está sucediendo. Estoy cansado de los que apuestan por el que cuanto peor, mejor. ¿Es que no podemos ser sesudos y sensatos todos, y unos todavía más que otros? ¿Es que solo nos atrae la desgracia y el desastre? Lo siento, no puedo dar la razón a los identitarios. No han jugado limpio. Y si ése va a ser el modelo y la referencia...pues que con nuestro pan nos lo comamos. Conmigo que no cuente nadie para volver al siglo XX y menos al XIX. No hay solución y nos esperan largas travesías del desierto.


http://usuaris.tinet.cat/elebro/poe/mher/nanas.html


4 comentarios:

  1. No, no han jugado limpio. Tramposos, mentirosos, violentando todas las formas de democracia (aunque no se les caiga esa palabra de la boca), privilegiados victimistas...
    Lo que también me produce hondo pesar es la mediocridad del lado de la legalidad. Pero hay que defenderla siempre en un caso como este.
    Qué desastre de España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De lo más interesante y claro el artículo de Bassets que en el post anterior ha colocado Fermín. Y siguen echando gasolina al fuego en su soberbia e iniquidad.

      No puede haber dos raseros y dos conceptos de temas pactados. Lo peligroso es que el discurso no es ya contra el Estado o su concepto odiado y analfabeto de España, sino contra los que poblamos el país. No sé lo que va a venir pero aunque no lo deseo no auguro nada bueno.

      No es que España sea un enigma histórico, como hubiera dicho Sánchez Albornoz porque muchas cosas se han ido sabiendo de nuestra historia, es que España es una dejación cultural e histórica de sí misma. ¿Cuándo vamos a incorporar una visión moderna de la Ética y de la Política en este país? Así que los oportunistas de turno han visto un hueco.

      Eliminar
    2. He ahí el gran fracaso de nuestra clase política en general, tan mediocres, tan dedicados a medrar, con una visión cortoplacista.
      Qué fácil es desatar las tripas y qué difícil contenerlas.

      Eliminar
    3. Una "clase" política que o bien ha estado siempre conchabada o bien carece de estrategias precisas, porque nos quejamos de la derecha tradicional o de la socialdemocracia y su pérdida de norte, pero es que los nacionalistas siempre han ido de pacto con el mejor postor y los emergentes carecen de estrategia y son tacticistas del día a día, y en todos ellos hay una escisión entre electorado y partidas y dentro de estos hay una división o diferenciación, como se quiera, entre bases y cúpulas, aunque los de abajo siempre apoyando a ciegas y dejándoles hacer a esos líderes. Que es lo del pastor y el rebaño reproducido a toda escala. ¿Son mediocres los de arriba porque los de abajo también lo son y se dejan llevar a lo tonto? ¿Cómo podemos dejarnos seducir por un aparato, unos cuantos funcionarios liberados para el tema y unos cuantos representantes que la mayoría luego no abren la boca ni en plenos ni en comisiones de Cortes, Senado o ayuntamientos? Situaciones de crisis como la de estas semanas pueden venir bien para revisar TODO en el sistema político español, y tiene que empezar por el lado legislativo. Ahora si se salda el asunto con medidas insuficientes, se tapa la herida aunque siga supurando por dentro y se negocian en las alturas como parece pues mala cosa. Más cultura desde la enseñanza, por ejemplo. Pero siempre salgo por el lado utópico, me da la impresión.

      Eliminar