.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 17 de junio de 2017

Bosníaca. Artistas de la apariencia




Los artistas siempre dando la nota, Alisa, le digo al salir de aquella performance. Son las nuevas creatividades, que dicen algunos, comenta mi amiga. Pero no es ninguna novedad, siempre han existido extensiones y derivaciones del arte más tradicional. El que las expresiones plásticas sean patrimonio de hábiles artesanos que interpretaban a su manera el mundo no quiere decir que no hayan existido otro tipo de actividades, efímeras la mayor parte de las veces. Puede ser, le digo, y si hoy resaltan con más frecuencia debe ser por esta clase de tiempos veloces y poco sedimentados que vivimos. ¡Pero los vivimos!, y Alisa aquí es enérgica. Qué digo vivimos, los soportamos, los sentimos, se nos escapan antes de poder consolidar nada. ¿Cómo va a haber pensamiento serio si apenas concedemos tiempo a reflexionar? ¿Cómo van a salir ideas nuevas, con capacidad que transforme, si apenas hilamos un discurso interior que se tome su tiempo? ¿Quién piensa hoy día, cuando aún no han periclitado las imágenes más trasnochadas de la historia y luchan desesperadamente por mantenerse, en estructurar nuevos criterios que aseguren nuestras vidas? Parece que hubiera una alianza entre los dogmas más arcaicos y el vacío de las ideas del momento para no avanzar, para no llegar a ninguna parte. Y no es que el paisaje humano no esté claro, que lo está. Jamás llegó tanta información y qué mal la procesamos. Será que nos gusta instalarnos en el menor esfuerzo, le digo. Será que hay una manera de entender el hedonismo de modo poco inteligente, me dice. Demasiado platonismo por una parte y poco entendimiento de los filósofos presocráticos, por otro, se me ocurre como si hablara desde la cátedra. No sé, y Alisa se queda pensativa. Las filosofías, el arte, las literaturas son de toma y daca siempre. Pueden aportarnos y a la vez pueden engullirnos. El término medio es el ser humano, su capacidad de distinguir, de elegir, de dejar de lado lo superfluo, de no reducir nunca el pensamiento a lo banal e inexplicable. Pero no me negarás que te gustó la performance, aunque te mostraras severa a medida que el artista convertía a aquella otra chica en un objeto discutible, ¿verdad?, la inquiero. Convertirla en un objeto ya me producía náuseas, pero no me escandalicé, responde. Eso ha sido espectáculo, emersión de egos huecos, reunión de aprendices a los que no les interesa la expresión sino cosas más ordinarias 

Por cierto, ¿qué te decía a la salida, en aquella mezcla de beso y susurro, el demiurgo? Que si le dejaba prolongar la escenificación plástica. Ah,y tú ¿qué le contestaste? Que otro día, ríe Alisa.



(Fotografía de Inés González)


7 comentarios:

  1. Telita de entrada que invita a explayarse!! Me parece que:
    1. De acuerdo con el pensamiento acerca de los presocráticos.
    2. Aquellos para quienes pensar ha significado desarrollarse como humanos se suelen sentir "offshore" alejados de la sociedad que les rodea. Recordemos por un momento a Sócrates, incluso al Quijote.
    3. Que quienes se pierden las delicias de la pasión entendida como entusiasmo en aras del pensamiento, siendo en este caso generalmente de índole asustadizo por no decir cobardón no sabe bien lo que se pierde y generan compasión oculta.
    4. El matrimonio perfecto, el hierosgamos INTERIOR debería tratarse de un bello equilibrio entre altas dosis de reflexión y la misma cantidad de entusiasmo, por supuesto envueltas en celofán de armonía, por no mencionar la belleza que por el hecho de equilibrar fuerzas divergentes se la presupone.

    Bueno solo son ideas de una vieja idealista, fuera de la actual onda pero que ha podido transformar su realidad a través del pensamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, sí que sacas conclusiones, no sé si ese concepto teológico del hieros gamos existirá de verdad en los humanos. No sé si las cosas dependen del equilibrio imposible o del caos que nunca lo es del todo. Las grandes creaciones son siempre arrebatos. La búsqueda febril de un solo óvulo por parte de enloquecidos y sedientos espermatozoides es un paradigma para obtener la creación. Acaso por el estilo la obra artística, el desarrollo emocional del individuo, la "armonía" de las naciones, y ya me da la risa porque si esperamos a los hierosgamos para disfrutar de algo estamos apañados, salvo que nos revelemos de pronto por la carrera clerical o la vocación mística. Me entiendes. El debería ser no coincide necesariamente con el es, los tiempos verbales lo dicen todo. Sí, seguimos bebiendo de los idealismos decimonónicos, muy vigorosos ellos pero muy capaces de no llevarnos a ninguna parte. ¿Pesimista? No, simplemente que pongo en tela de juicio tot de tot.

      Eliminar
    2. Ah, sí, otra visión es la de quien opina que todo responde a una programación, que óvulos y los otros perseguidores están programados para tal desenlace. Igual el caos está programado, pero creo que es más bien antiprogramación.

      Eliminar
  2. Ah y ruego no se confunda el concepto de cobardía con el de prudencia. Este último termino, jajjj ambos en femenino, suele ser consejero de la valentía. Evidentemente todo ello considerado dentro de un contexto temporal amplio y no lo contrario. Siendo esta consideración temporal tan equívoca para los mas primitivos de nuestra especie arrogados en su limitada percepción del "eterno presente".
    Un ejemplito ramplón: Todo buen guiso lleva su tiempo.
    Gracias muchas por permitirme explayarme en tu palestra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, me ha gustado la advertencia. Por supuesto ya no tenemos edad de confundir ambos términos female, muchos aparentes valientes que atacan por doquier son verdaderos cobardes, lo seguirán siendo mientras practiquen violencias con cualquiera de sus rostros. Entes y entidades que están organizados para defender causas están repletas de gentes con cobardía, y la mayor cobardía es hacer dejación de sí mismos. Que me dirijan, que piense el otro por mi, que me paguen por ser carne de lo que sea...etc. es algo muy extendido. La prudencia -más fortaleza y templanza- son grandes hallazgos propios de edad que quiere ser sabia. Todo depende de la razón, de saber elegir, de dar el paso adecuado ante cualquier circunstancia...incluso no teniendo claro si obramos adecuadamente.

      Todo buen guiso lleva su tiempo. Me sirve incluso para este blog y otros. Porque ese guiso de años, ese diálogo con gente que pasó y que aún me aguanta, y yo adoro, sus opiniones, las mías cuando pasa el tiempo y las releo, todo eso es un guiso, siquiera para el placer de sentirse uno expresado.

      Gracias todas por darme cancha y proyectar ideas y otros retruécanos, jaj.

      Eliminar
    2. Déjate de coñas clericales que no iban por ahí mis comentarios.
      Se trata de procurar "hierosgamizarse" uno consigo mismo y sus circunstancias. Por supuesto el caos en acción resulta un medio inigualable para dicha actividad porque implica aventura creativa de inacabable índole. Vamos, que no le da a la mente creativa opción para aburrirse. Eso nunca lo pondría en tela de juicio....mientras dure la capacidad de pensar, jaaajjj.
      Que no pensar para mi es como no nacer ni "transitar".
      Se nota que el c.ñ.caos hoy me depara un día divertido, verdad? en contraposición a alguno que otro fastifiadillo!!!
      Jorobarse Fackel parece que andamos haciendo acopio de gracias y "jajs."

      Eliminar
    3. Rubrico lo que dices, pobre del que la mente no le dé para imaginaciones y transgresiones creativas varias, se verá abocado a delegar en el deporte rey y otras delicuescencias análogas. Pero ea, riamos y carcajeémonos antes de que nos pille una tormenta seca (por ejemplo) O puestos, un congreso de partido político.

      Eliminar