La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 27 de abril de 2016

Volverán gaviotas victoriosas




Pues eso, parodiando cierto infausto himno: Volverán gaviotas victoriosas. Póngase al verso que no merece tal nombre la música del Cara al sol. Visto lo visto, ¿a quién habrá que agradecer tamaña desgracia?



(Fotografía de Andreas Heumann)


12 comentarios:

  1. Visto lo visto, lo mejor es tomar el sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me afectan las insolaciones. Más bien oxigenarse el cerebro, que falta nos hace a todos.

      Eliminar
  2. a todos nosotros. Aquí no se salva ni dios, me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión. Pero todo es efecto de tanto tempo líquido, gaseoso y mediático. Ya nadie sabemos, o acaso ni queremos saber, hacia dónde ir.

      Eliminar
  3. Escuché decir a un sabio hindú en relación a la facilidad con la que el dominio británico se había hecho con el poder y la aceptación del pueblo ...allá por entonces.... que los colectivos cuando sienten desorden buscan el orden a cualquier precio. Será la ley del péndulo?
    Aplíquese a tanto eguito nacional y... voila. Si es que se note "la sed" tanto en política como en todo lo demás resulta no solo inmaduro sino necio. Maquiavelo se hartó de decirlo por activa y por pasiva, además es vecino mediterráneo pero ya se ve, a las pruebas me remito.
    Como entrar en política es entrar en economía y enfangarse, el concepto de servicio se enmarrana. Bien lo saben quienes se valoran a si mismos tanto como a los demás pero se abstienen porque valoran mas su salud y equilibrio emociomental.
    A que no necesitamos nombres? Los conocemos.

    Por qué crees que aunque imperfecto me tira el norte europeo? El sustrato final: el clima, la cultura colectiva y el respeto propio y ajeno.

    Ufff. ya gagueo...menudo speech....pero lo cierto es que ya tenia ganas de "soltarme". Luego miro hacia mis propias entretelas y me muero de vergüenza propia y ajena, que la vista me falla y ya veo borroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo perfectamente, y eso es lo que sospecho. Ha dado una imagen tan poco presentable, en cuanto a esperanza y seriedad, y planes claros y creibles, ese vasto territorio de la llamada eufemísticamente "izquierda" que muchos ezpañolitos van a ver como serios a los de siempre. ¿O creías que el eslogan que se han sacado no ha estado muy oportuno, manque nos pese?

      En efecto, inmaduro y necio son dos términos muy adecuados que se exhiben como si se tratara del cencerro que muchos llevan colgado al cuello. Y si la cuestión de fondo es la economía, y mira lo controlada que está y como no hay planteamientos alternativos fiables, pues la repetición, no sé si embarullada o más nítida está al caer dentro de dos meses. Se agradecen tus desahogos, ¿sabes?

      Eliminar
  4. No se me confunda, porfa, amo esta península. Y lo que más aprecio es su diversidad. Dicha cualidad hace la vida mucho más alegre, eso endorfiniza y lo valoro. Pero claro, por semejante razón amo todo lo demás.

    Jaaajjj, imsginate un centauro con una corona de flores en la cabeza, un bizcocho en la boca,un gran pedrusco en una mano y un arco con flechas en la otra. Las demás extremidades pa pegar coces y salir relinchando, me imagino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refería al eslogan que han sacado los de la gaviota, naturalmente.

      Y te sigo comprendiendo respecto a tus sentimientos sobre el país, me pasa ídem, pero claro ¿de qué sirve tanta diversidad, que me parece formidable, si luego no hay visión de los tiempos históricos que corren y no se llega a acuerdos de gobierno?

      Menos mal, que más allá de partidos, gobierno y pluralidades orgánicas hay una capacidad de acercamiento entre ciudadanos que no se merecen los que dicen que nos representan.

      Eliminar
  5. Fackel, es tiempo de guardar vuestras reservas morales, está todo podrido alrededor
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bastantes cosas que fallan, tanto en los viejos como en los nuevos partidos. De los viejos, y no es hablar mal porque sean viejos, cabe esperar sus vicios y desdenes con la sociedad. De los nuevos jode más, parece mentira que haya tan escasas luces y repitan los mismos esquemas políticos, cuando cabía esperar otras maneras y sobre todo una claridad de objetivos que ahora no se ven. Unos y otros siguen manipulando los movimientos sociales, los episódicos y cíclicos, y los entes de base donde se fragua una participación pequeña pero más auténtica en la cosa pública. Y no vale quejarse de presiones, criterios y acciones de los otros, ni de las posiciones de la prensa, que ya sabemos dónde está. No es para estar contento, no. Solo los oportunistas de todos los colores lo están. Y sin embargo...

      Un abrazo, Omar.

      Eliminar
  6. Ando algo enfadada y bastante preocupada.
    No quería que mi parte española se pareciera a mi parte italiana. Con perdón, Agggg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no sé cómo interpretarlo, oiga. Uno anda preocupada por su parte celtíbera, es que soy mú antiguo.

      Eliminar