La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







jueves, 5 de noviembre de 2015

Somnia (Pérdida)















Hay cierto sueño del que me resulta prácticamente imposible recordar nada porque a las imágenes desordenadas se sobreponen manifestaciones incontroladas de mis sentidos que ocultan aquellas. Así que mi frágil memoria del mismo es una sucesión desenfrenada de escalofríos de mayor o menor intensidad. Sí que recuerdo vagamente que en la convulsión producida por uno de aquellos temblores se abría de golpe una ventana. A su través leía un rótulo de neón bastante cegador que decía: pérdida. Todavía al despertar me parecía sentir el latigazo del estremecimiento, como si le costase a la pesadilla despegarse de mi cuerpo.



(Fotografía de Saul Leiter)


8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A cambio: https://www.youtube.com/watch?v=apzal8rBNdI

      Me fascina esta composición; no conocía la versión de Ana Belén. Graciasss.

      Eliminar
  2. Hay pérdidas que, lejos de ser graduales y previsibles (las tomamos como "naturales") en cambio llegan de repente, estremecedoras y hasta quizás como anuncio de un poder que gusta de sentirse todopoderoso. Esas son las que más nos destrozan, dejándonos hechos polvo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los sueños que jamás he logrado descifrar con total certeza, porque además cuando fue soñado no había de por medio pérdida alguna. ¿O estaría demorada? ¿O acumulada en el trastero de la memoria purgadora? ¿O apenas se trataba de un eco de la mayor de las pérdidas, la inocencia? No sé.

      Eliminar
  3. L.C. mi pequeño dios..., de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso con su voz cascada es imponente.

      Eliminar