La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 28 de junio de 2015

Farewell, Patrick



















Emma Peel y John Steel practicaban un erotismo de sugerencia y de aproximación ambiguo. Nunca supe en mis años adolescentes qué vengaban y de quién. Jamás vimos algo explícito entre ellos pero, aparte de la trama sostenida de cada capítulo, esperábamos siempre un plus amoroso más definido. No lo vimos o no lo percibimos con nuestros ojos semi inocentes. Naturalmente uno seguía la serie Los vengadores porque toda trama policíaca de cierta calidad conllevaba intenciones que no captábamos pero que sí nos rozaban y nos cautivaban. No sólo a los jóvenes de la casa, también a mi padre, que siempre estaba abierto a otras culturas. La flema británica, tan explotada en el cine, añadía ese toque de humor y de ironía en unos tiempos que en nuestro país no sobraban precisamente. Patrick Macnee, que murió el jueves, se merecía le enterrasen con el bombín y paraguas de John Steel, su personaje vengador. Al enterarme me he preguntado por reflejo qué habría sido de Diana Riggs, la mujer intrépida y bella que encarnaba la compañera investigadora de John Steel. Wikipedia me dice que vive y no me resisto a traerla aquí en sus dos edades...Lo siento Patrick/John, ¿creías que tu muerte no iba a traerme la memoria de ella? 







4 comentarios:

  1. Emma/Diana: En la primera imagen luce una expresión "very British". Por cierto un chiste: De qué color es el cabello de la mayoría de las mujeres entradas en años?
    Respuesta: Rubio.
    En este caso viene "ni que pintao"
    Descanse el justiciero en blanco y negro de antaño, parecía bastante mas talludo que su compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era más mayor que su partenaire pero nosotros nos fijábamos más en los movimientos defensivos de ésta.

      Eliminar
  2. "La flema británica, tan explotada en el cine, añadía ese toque de humor y de ironía en unos tiempos que en nuestro país no sobraban precisamente".

    Y siguen sin sobrar... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me preocupa es que actualmente se siga llamando humor a lo que es majadería, falta de delicadeza y altisonancia...Sigue sin sobrar, en efecto, Julian.

      Eliminar