La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







jueves, 8 de enero de 2015

Aux armes, citoyens...




Naturalmente, las armas de la expresión. Defender la libertad de pensamiento y de expresión escrita y verbal. ¿Cómo se hace? Practicando. Ejerciendo. Leer, debatir. Romper dogmas e ideas preconcebidas. Escuchar la opinión ajena y ser tolerantes. Acordar y entenderse con otros. Pero no ser incautos respecto a quienes quieren mantener sus monopolios ideológicos y religiosos para imponerse.

La ilustración está tomada del icono simbólico del periódico ateniense ENET ELEYTHEROTYPIA.



8 comentarios:

  1. Lo peor, querido amigo, es cuando el monopolio ideológico se convierte en barbarie. Una barbarie sangrienta, atronadora, sin cerebro, hecha con la aparente textura de una religión que tiene un paraiso reservado para los asesinos. Yo también soy Charlie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las otras dos religiones del Libro, en diversas circunstancias y tiempos de la Historia, también han extendido -aún lo hacen con otros métodos- también tenían sus respectivos cielos reservados a la derecha de Dios Padre o Yahvé. Sin ir más lejos, el comportamiento terrorista de la que más conocemos se manifestó en 1936/1939 en nuestro suelo, con un vivir por su parte en la eterna conspiración contra los poderes estatales que no podían controlar. Que tú y yo, y por lo que veo por todos los que comentan en este blog, estamos impregnados del espíritu que nació a su reconocimiento en la Ilustración da idea de que nos haya afectado tanto el atentado contra un medio de expresión satírico. Un abrazo, dolido también por el crimen físico y simbólico de París.

      Eliminar
  2. Sí y mil veces sí.Nuestro patrimonio más preciado es la libertad, la acción humana que la limita - o la mata- en nombre de una fe o una ideología nos aboca a un infierno social e individual. Es la última barricada de la humanidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me recuerda, ¡qué hermoso! una letra de un himno que pocos recuerdan: "el don más preciado es la libertad/ hay que defenderlo con fe y valor...! La canción nos parece hoy obsoleta, como casi todo lo del pasado. Pero...cuanto disfrutamos hoy día en materia de libertades, derechos y reconocimientos individuales y colectivos tiene sus raíces en el esfuerzo de mucha gente en el pasado.

      Pueden venir tiempos malos, limitados, represores...pero no soy pesimista: hay maneras de ver y vivir que no se revocan por mucho que se intenten limitar.

      Eliminar
  3. Creo que estamos atravesando un momento histórico determinante: el modelo de civilización abierta y pluralista se enfrenta al esquema conservador y cerrado de un extremismo que no busca ni acepta la diferencia de ideas. Me temo que el enfrentamiento no sólo va a ser verbal o ideológico.
    =(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que este tipo de enfrentamientos ha tenido lugar en el pasado en múltiples ocasiones. Pero quiero pensar que el modelo abierto y plural ha impregnado a todas las sociedades en mayor o menor medida. Muchas veces el modelo avanzado se bloquea, encuentra limitaciones, confusiones, que puede ser aprovechado por el dogmatismo y el fanatismo. Y probablemente estos intolerantes, movidos por intereses que van más allá de lo ideológico, que son poderes de clanes, sectores de control económico y jefaturas de estado oscuras, nos generen muchos problemas y sufrimientos. La vida en la tierra es complicada pero es la única que existe, y tenerlo claro es importante.

      Eliminar