La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 4 de junio de 2014

Imaginario, 73.



El frescor de la arboleda me proporciona calma. De pronto sale a mi encuentro una voz delicada pero solicitante: no te alejes, dice. Yo miro a todos lados, una sola senda.



2 comentarios:

  1. Quédate entre los árboles, ya aparecerán más sendas entre las que podrás elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarde me pilla ya, aunque nunca se sabe.

      Eliminar