.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 5 de abril de 2014

ACLARACIÓN SOBRE DOS ENTRADAS



Aclaración a todos los que pasáis por aquí y en especial a los que habéis comentado. Al hacer el paso de un sistema operativo obsoleto a otro diferente se me han alterado sustancialmente dos entradas. Las tituladas TRANSCURSO DE LAS PALABRAS (TERNURA) y TRANSCURSO DE LAS PALABRAS (INDIGNANTE, INDIGNA) Por lo cual he decidido dejarlas como inexistentes. 

Ruego vuestra comprensión y disculpa. El primer molesto soy yo.



8 comentarios:

  1. Hasta las equvocaciones te quedan bien.
    Chao Fackel, disfruta el finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a tener que equivocarme más veces (es más frecuente de lo que parece, pero no lo digo) jej. Gracias, Bara. A palabra fugada, palabra hallada.

      Eliminar
  2. Nos pasa a muchos. Líos de la informática y de la niebla de la información que anda por ahí dando la murga. No te preocupes.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un punto de contrición da al alma la salvación, le dicen a Don Juan Tenorio en la obra. Así que los errores, buscados o no, sirven para eso: para salvarnos. Seguir sabiendo que somos tan humanos que la propiedad del error nos ennoblece. No entremos ahora en detalles de errores...que suele haber otros temas detrás y se justifican las barbaridades con aquello del "error humano". Pienso en un maquinista del ferrocarril, por ejemplo. Salud siempre.

      Eliminar
  3. Yo me cargué uno de los primeros comentarios de mi blog, quise hacer un matiz y lo elimine sin querer, fastidia sí, pero no se te olvida, a la de malas uno aprende más rápido.
    Sobre la ternura yo había comentado que me parecía una palabra hermosa y que sentir nos hace más personas. Por desgracia cada vez somos más autómatas, y sospecho que nos perdemos lo mejor de la vida.
    Aún a riesgo de que me tachen de cualquier cosa, me encanta hacer apología del dejarse llevar, sacar a la luz lo que somos o lo que sentimos, probablemente nos contenemos demasiado y al final la represión nos pasa factura.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con apología o sin ella, somos frágiles, Ana. Pero la experiencia nos da fuerza y las capacidades que una existencia más o menos prolongada nos otorga para seguir experimentando es un gran don. De todo se sale...(dejémoslo en puntos suspensivos de ánimo)

      Buena jornada.

      Eliminar
  4. Asocio ternura a maternidad, emociones de alto voltaje, porque ahora es con lo que más me identifico. Pero al leer tu respuesta me he dado cuenta de que hablabas de otra ternura, la que se siente ante la fragilidad, probablemente la más honda, porque combina amor y temor.
    Espero que tengas un buen comienzo de semana, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ternura es una actitud sensorial que cubre cualquier mirada sobre la vida, cualquier relación, cualquier recuerdo, cualquier meditación...pero solo en determinadas circunstancias y movida por impulsos inesperados. No creo que seamos permanentemente tiernos, como no somos permanentemente agresivos o despistados, por ejemplo. Buena semana tú.

      Eliminar