.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







martes, 28 de enero de 2014

Pues no, no nos iremos a tomar por donde ellos quieren

























El problema, señor ministro insultón, no es que usted no se dirigiera a ningún periodista en concreto como ha dicho, que no me lo creo porque todos hemos visto el contexto previo, el problema, señor ministro sombrío es que usted como todos los de su rehala no creen en absoluto ni en el ejercicio de la información ni en la libre expresión ni en el interés cívico por conocer la gestión que ustedes hacen mal y para beneficio de otros, el problema es que su soberbia, la de usted y la de todos los de su panda, señor ministro opaco, no soporta que les lleven la contraria, que les inquieran, que les exijan, el problema es que usted, señor ministro de intereses ajenos, se ríe no solo de un periodista o de un grupo de periodistas -que pueden ser muy pesados, pero usted está obligado a soportarlo- sino de la ciudadanía toda, en la que hay que enmarcar a los votantes que llevados por su necedad -y todo hay que decirlo- les dieron un cheque en blanco, porque usted señor ministro hueco, como todo ese enjambre de moscas del vinagre que ha perdido el rumbo y se cree que gobierna un país, solo saben seguir la voz de sus amos...que están instalados en otra parte. Y así nos va y cabe imaginar cómo nos seguirá yendo. Como usted y los suyos quieren que nos vaya, con esa ideología del vaciamiento y la mediocridad que no distingue ya ni de cuidar las formas. No, no nos iremos a tomar por donde ustedes quisieran. Por mucho que nos hayan maltratado. Ya están empezando usted y su clan a recoger lo sembrado.



(Ilustración de Manuel Vizoso, http://cachondodejahve.blogspot.com.es/ )


8 comentarios:

  1. "Están obligados a soportarlo", dices bien. Estan obligados a dar tantas explicaciones como se les pida, no pueden esconderse tras una pantalla de plasma ni limitar el número de preguntas que se les hagan, ni fijar los contenidos. NO SABEN QUÉ SIGNIFICA LA DEMOCRACIA. Se deben a los ciudadanos, que no se confundan. Es la ciudadanía, aunque sea mal informada, quien los ha elegido y es la ciudadanía quien les paga, aunque casi siempre cobran más de otros. Sinvergüenzas todos.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando pierden los papeles sale a relucir lo que son en su fuero interno. No entienden que se deben a los ciudadanos porque no creen en ellos. Esta sigue siendo la finca del abuelito, que decíamos en nuestros tiempos de la dictadura.

      Eliminar
    2. En un cortijo se creen que están. Ahora somos los ciudadanos los que hemos de tomar partido y empezar a construir una democracia participativa porque estos políticuchos no nos representan.
      ¡Salud!

      Eliminar
    3. Esos politicuchos, como dices, tampoco creyeron antes en la ciudadanía. Entonces, yo lo viví, era más cruel desde un punto de vista, porque nada era elegido, porque todo era a dedo, un reparto descarado en todos los planos de la vida social, económica y política de la triste España. Aquellos se reconvirtieron en los de ahora -la derecha es camaleónica siempre y tiene buena maestra en la institución made in Roma- se han adaptado a los tiempos para no perder comba, pero dudo de su sinceridad demócrata. Solo entienden la democracia en términos de control propio. Me temo. Pero...los aceptemos o no, el sistema constitucional los consagra y ahí el ¡trágala!

      Eliminar
  2. Per sort, hi ha alguna ty espanyola que no es cansa de denunciar tota aquesta colla de voltors que ens roben el fetge cada dia. Com deia Raimon:
    "mans fines / que manen matar..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Olga, manos sucias, pringadas, ajadas...por más que se las laven a todas horas con jabón líquido.

      Eliminar
  3. Pero si llevamos allí mínimo desde que se pusieron ellos a darnos por el mismo. Paradójicamente solo tenemos que quedarnos donde estamos, todo lo demás es movilidad exterior.
    Quizás no se trataba de una invitación a dejarnos arrastrar detrás de su Lehman Brothers precipicio abajo. Quizás el buen hombre solo sugería que ya se atisba la luz al fondo del culo, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaa, me arrancas la carcajada, quizás, quizás, se exploran a sí mismos y quieren que pasemos todos por el aro. Coincido contigo en todo. ¿Hay pistas de que hay un punto de inflexión? Están empezando a pasar cosas...

      Eliminar