.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 25 de noviembre de 2013

Aproximación




















...si se trata de fiereza se podría decir que todos tratamos de aprender de todos, pero aprender no es aceptar, porque todo lo que nos llega ¿se queda? y de lo que se queda ¿todo lo aceptamos?



(Imagen de Ramiro Tapia)


4 comentarios:

  1. Se queda solamente lo que aceptamos y, aún así, no para siempre.Somos cambiantes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que aceptamos ¿es lo que elegimos? ¿No se queda inconscientemente mucho más? Dudas, tan haciéndonos siempre...

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Si se trata de fiereza se podría decir que el hombre, tratado en el conjunto de su especie, la va acumulando toda, acumula la fiereza y la va perfeccionando como como perfecciona la barbarie, y el hombre va aprendiendo cada vez más de todo lo que llega, pero parece que, como especie, sólo se queda con la fiereza. Individualmente puede llegar a acumular un grado tal de conocimiento, incluso positivo, que nos puede hacer pensar que nos encontramos ante un éxito de la evolución, pero tratado colectivamente, el ser humano es un auténtico desastre.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fieros sumus y en el camino nos encontraremos, le dijo Abel a Caín, ¿o fue a la inversa? Y uno que quiere la fiereza solo para el conocimiento, la generosidad, el placer y el amor...¿o tiene implícita la contrapartida? Sigo buscando con benevolencia al ser humano, no obstante...

      Eliminar