.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 3 de octubre de 2013

Más tontos que Abundio




















Llevo unos días dando vueltas al asunto de los seísmos en la costa levantina. Y concluyo en una sola idea: ¿hay algo más tonto que la especie humana procurándose terremotos a sí misma? Como es habitual, en España queremos ser siempre más papistas que el Papa, y en este caso más estúpidamente potentes que las propias leyes naturales. Pero considerar el asunto nos lleva a más. No solo a la barra libre de las empresas explotadoras de recursos, o al todo vale de los gobiernos, sino también al poco cuidado que los mismos ciudadanos de la zona han venido teniendo al permitir las inyecciones de gas en el subsuelo costero. Claro que si esos mismos ciudadanos son los que vienen permitiendo desde hace décadas que el caciquismo y el clientelismo campeen a sus anchas (el juicio que se inicia hoy contra un personaje que recuerda con ver su imagen al Padrino) en su comunidad ¿qué cuidado iban a tener en interesarse por la explotación de recursos y otras técnicas de almacenamiento poco controladas? No, señores, la ciudadanía no puede irse de rositas. Estas cosas también y acaso sobre todo pasan por delegar tanto y a ciegas en los prohombres, en las empresas y en los gobiernos, y no ejercitar más procedimientos de democracia directa in situ. Así que ahora toca correr para que no pegue la tierra un pedo gordo, y ya es ridículo que si acaso el subsuelo por sí mismo probablemente no lo iba a hacer aquí y ahora que sea la mano humana la que cause el perjuicio. Uno solo sabe recurrir a Malevich para interpretar con imágenes lo que resulta cada día más indignante expresar con palabras. Sobre todo cuando las palabras se secuestran y la acción de los ciudadanos se limita y se la pone trabas. Más tontos que Abundio, ya digo.


Adjunto una información sesuda de alguien con conocimientos que viene advirtiendo desde hace tiempo de los peligros de la acción humana sobre las capas terrestres:

http://antonioaretxabala.blogspot.com.es/2013/09/sismicidad-inducida-por-inyecciones-de.html



12 comentarios:

  1. Está claro, amigo, que la ciudadanía vota y calla y si no calla, la callan y a resultas de esto tenemos el gobierno que merecemos y los políticos bandidos que andan por ahí impunes. Hemos visto que la corrupción no ha hecho mella en los gobiernos elegidos. Después del escándalo de los trajes de Camps y toda la corrupción de Valencia, vuelven a ser escogidos para que continúen estafando, lo hemos visto también en Baleares donde repinten los corruptos, y ahora ni Gürtel, ni Bárcenas, ni Bankia, ni las estafas a la seguridad social, etc, nada de esto parece que cambie la intención de voto de la mayoría. Este es un país inculto que da mucha vergüenza. Por cierto, creo que la empresa que esta manipulando el fondo de las aguas del levante es de la órbita de Florentino.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Francesc. Uno quisiera ser optimista, concebir esperanzas de cambio cultural profundo...No sé dónde llegaremos, no sé.

      Eliminar
    2. Discrepo en cuanto a país inculto, diría sin conciencia, porque se puede ser culto y no tener conciencia y viceversa, ser inculto y con conciencia...
      abrazos.

      Eliminar
    3. Todo es en términos relativos y por supuesto que ambas palabras no significan lo mismo, pero ¿a cuál de ambas concederías más importancia decisiva? ¿Crees que no se vinculan?

      Eliminar
  2. Son buitres que no les importan las consecuencias de sus actividades con tal de seguir acumulando riquezas. Y mientras se lo consintamos cruzados de brazos, seguirán poniendo en riesgo a la población.
    Sería de risa si no fuera una tragedia. Media España aplaudiendo y encumbrando a Florentino Pérez cuando triunfa el Real Madrid si tener ni puñetera idea de quién es en realidad este sujeto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es, el Florentino y otros a lo suyo y los divos tipo Messi al fraude a Hacienda (que nadie vea posicionamientos personales mío porque me la repamplinfa el deporte masa) Y todo dios coreando. En din, gracias Jerónimo.

      Eliminar
  3. Desconocía totalmente el asunto.
    Es muy difícil opinar cuando se trata de un país que no es el propio, pero a simple vita está claro de qué se trata.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entre la información del geólogo y lo que viene en la prensa española (ve por Internet) puedes ponerte al día. Los españoles nos estamos enterando ahora ¡y con la boca abierta! La madre patria no es una buena madre, Humberto. Un abrazo.

      Eliminar
  4. He visitado el bloc que recomiendas, me ha sido muy útil para entender lo que me resultaba técnicamente incomprensible.
    Concuerdo contigo sobre la imbecilidad humana, esa tara congénita cada vez más extendida. El todo vale para la supervivencia nos convierte en elementos subversivos contra las leyes naturales.
    Pensar demasiado abre la mente a posibles elementos difíciles de digerir. La gente evita las preocupaciones , para lograr ese fin cada vez son mayores los objetos de distracción, objetos que contribuyen al consumismo que a su vez contribuye a que seamos temporalmente felices y eternamente insatisfechos.
    La Abundiez no es una característica del subordinado, gozan ampliamente de ella los ministerios y sus gobernantes, quienes después de dejar la universidad(en el caso de haber ido) dan por sentado que lo saben todo y ejercen su dominio ignorando las realidades de la vida, sus particularidades, el trato humano, la sabiduría callejera,el dolor común, la miseria, y sobre todo el juicio sano y limpio para gobernar sin trampas.
    Son peores que las mafias, porque actúan deliberadamente sin esconder sus mierdas.
    No se hasta cuando este país sobrevivirá bajo el yugo y las flechas, ni cuantas banderas harán falta para amortajar vivos, lo que si sé es que una guerra civil no fue suficiente para escarmentar nuestras deficiencias culturales, ni aprendimos a valorar la razón de los que escribieron sobre nuestros vicios y costumbres, tan nefastas y mediocres.
    Bueno amigo, me enrollo, ya lo ves, cada vez me siento mas impotente, mas inmune a todo, pero también más cansada.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor tontería de nuestro tiempo es que tanto fin cosificado que perseguimos nos pone orejeras de burro y no vemos, no queremos ver, más. Por supuesto, la condición de "abundiez", me gusta ese juego que haces, no se reserva a los de abajo. Conozco bien a gente encumbrada que es lamentable hasta en el plano coloquial.

      En este párrafo lo expresas precisamente: "La Abundiez no es una característica del subordinado, gozan ampliamente de ella los ministerios y sus gobernantes, quienes después de dejar la universidad(en el caso de haber ido) dan por sentado que lo saben todo y ejercen su dominio ignorando las realidades de la vida, sus particularidades, el trato humano, la sabiduría callejera,el dolor común, la miseria, y sobre todo el juicio sano y limpio para gobernar sin trampas." ¿Problema de cultura o de conciencia, que diría Tula? ¿O de ambas cosas porque hay un pasillo de vasos comunicantes entre sí?

      La cultura no puede ser solo académica porque entonces es elitismo, pero la conciencia tiene que subir grados sobre una incultura secular. Demasiado analfabetismo de comprensión del mundo todavía. Cegatus sumus...

      Eliminar
  5. He olvidado decirte que aquí, en Ibiza, donde vivo desde hace 28 años, lugar que muta tan aprisa que me duele...pues a finales de año a treinta millas de la costa está prevista la instalación de una plataforma para buscar petroleo. Estamos haciendo lo que podemos, firmas, conversaciones, conferencias...pero estos cerdos no escuchan,van a lo suyo.
    Se prevé que las explosiones deterioraran gran parte de la fauna marina y , en fin, esperemos que no provoquen un sunami; no se nadar,No te rías, es cierto, vivo rodeada de agua por todas las partes, menos por una, pero no se nadar. Es un trauma de infancia, no lo he superado.

    Haber si este amigo, Antonio Aretxabala se informa y hace una entrada al respecto.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viviremos cada vez más para los negocios ajenos y oligárquicos, aunque acaso siempre fue así. Otra cosa es hasta dónde nos puede llevar tanta codicia bárbara.

      Dirígete a Aretxabala a través de su blog y proponle o pásale informaciones, seguro que se hace eco.

      Eliminar