.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 15 de septiembre de 2013

La boca, esa arquitectura completa


















Si sacáis la lengua a alguien, procurad que se vea al menos el limen de vuestra boca. Que nadie piense que solo sois lengua y sucia. La cavidad bucal es de una belleza arquitectónica. Hagamos abstracción de que tal calificación sea aplicable a todos y cada uno de los casos. Consideremos sus reglas en general, sin precisar en principio sus terminaciones. Advirtamos cómo constituye la forma adecuada para funciones varias, cuyo denominador común es siempre una actitud caníbal.Con ser importante el alimento, lo es también el misterio de la sonrisa, lo es la expansión del aliento, y se revela como espacio excelente para esa antropofagia de ida y vuelta de los amantes. Tantead la pigmentación y la ondulación de unos labios. Contemplad el sonrosado de las encías, a veces tímidamente pálidas. Admirad la firmeza de las piezas dentarias, no todas bien alineadas pero no por eso menos acreditadas para sus trabajos. Acoged el maná de las glándulas salivares, recónditas en su ámbito pero reveladoras en su don. Que os deslumbre el poder en la sombra de los pivotes de las amígdalas. Mimad la proyección del arco de la faringe. No despertéis del sueño a la epiglotis. Extasiaros ante la inabarcable bóveda del paladar como gran sala del sacrificio. El paño que lo recubre protege lo sacro. Y colgando de lo alto, esa diosa uvular, ancestral y misteriosa, fiel y rebelde, bailarina y sedentaria. Hermosura de sus proporciones pendulares. Por supuesto, no permitáis que el monstruo que lleváis dentro se vea privado jamás de la lengua. Nuestra bella y carnosa aduanera.




(La imagen fotográfica de Herbert List corresponde a la Gran Boca del Bosque Sagrado de Bomarzo. Un lugar al que tengo pendiente viajar, por su rica visión alquímica y que me deslumbra)



10 comentarios:

  1. "OGNI PENSIER VOLA" (todo pensamiento vuela) se lee sobre el labio superior de la conocida por algunos como "Boca de la verdad" del famoso bosque de Bomarzo. Sin duda (en otro sentido), también de volatil ligereza tantas cosas que se hablan o escriben...

    ResponderEliminar
  2. Espléndida y largamente elaborada culminación de la tráquea.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cuidar y admirar nuestra santa boca. Salud siempre.

      Eliminar
  3. Con ella mentimos, traducimos el pensamiento original. Engañamos. Pero también hacemos gárgaras para eliminar impurezas.
    Oradora física,inquieta, besuqueada,ensalivada, humedecida.
    Embestidora de sonidos,ofensiva, aduladora...
    Geografía intensa has hecho de nuestro orificio superior, que se remata en el inferior, sin esa salida, mal lo pasaríamos. En definitiva todo lo que prometen los políticos sale por esos dos orificios, sin dejar huella alguna, salvo una grn mierda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta, me encanta tus añadidos. Por supuesto era un pequeño y humilde, pero reconocedor, himno a la boca, perdón, Boca, vamos a concederle la mayúscula. Bueno, por supuesto dejemos las salidas varias para otra ocasión. Gran parte de lo que libramos incluso psicológicamente lo hacemos por diminutos orificios, los de la piel, hay tantos espacio por donde libramos lo sobrante. Algunos ni eso logran.

      Pero la mentira es propiedad de todos y cada uno de nosotros, todos la practicamos. Lo que pasa es que la gente que se cobija en las instituciones la proyecta más, la multiplica, la enriquece (qué triste el enriquecimiento de los ardides, los bulos y los engaños) En fin.

      Gracias por opinar tú sobre la boca de los monstruos. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y eso que, a veces, la boca se equivoca...una gran loa...
    Yo, cuando he visto la foto, he pensado en Ulises y el Cíclope. No me preguntes por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La manifestación verbal, claro, tiene unos márgenes superiores de error...pero la culpa no es de la boca, sino del bocazas que está detrás de ella.

      Curiosa es analogía foto-Ulises-Cíclope. ¿Tal vez por las ovejas con que escaparon los compañeros del nauta? No, mejor no te pregunto por qué

      Eliminar
    2. Es que no lo sé, te lo juro. Asociación sin ningún fundamento, como un interruptor dando a algún recuerdo que sí, supongo que sería ese, la imagen de los compañeros disfrazados con las pieles de oveja.

      Eliminar
    3. Suele pasar, relacionamos, asociamos, sin saber por qué. Pero lo hacemos, y eso está bien.

      Eliminar