.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 19 de agosto de 2013

Perded toda esperanza los que aquí entráis



















No sé qué va a ser de nosotros. Si ya no teníamos Dios ahora tampoco tenemos extraterrestres. Vamos, que las creaciones humanas de ficción se desploman. Pero no por las buenas, sino para dar paso a la encarnadura de las cosas tales como son. Con el reconocimiento por parte de la CIA de que el Área 51 existe y es una base de experimentación de objetos voladores, pero no de marcianos sino del gobierno de los EEUU, cae otro embuste a cuya fe se entregaron muchos terrícolas. Si cantidad de creyentes de la vida extraterrestre vieron en el Area 51 un campo de revelación de alienígenas el negocio del asunto queda ahora al pairo. A partir de ahora la única fe tendrá un solo rostro: el poder omnímodo de quien tiene ese Poder. Bueno, eso ya ocurría desde hace tiempo, pero parecía más velado. Con esa declaración por parte de la agencia de control norteamericano es como si se desbrozase el camino, como si los EEUU lanzaran un mensaje absoluto: nosotros somos la Fe. O creéis en nosotros  -en nuestros negocios, en nuestra política mundial, en nuestro modelo llamado american system of life-  o perded toda esperanza los que aquí moráis (más o menos estilo los que decía Dante en su Infierno) Ahora que los drones se manejan y popularizan para dar paso a matanzas sin fin, eso sí, inteligentes (tan inteligentes que matan a más de los que deberían, claro que eso a quienes los ponen en servicio les importa un pito) ¿no es todo más brutalmente obvio? Las falacias van quedando de lado, aunque otras continúan, por ejemplo ¿caerá también el mito USA über alles o bien el otro USA in god we trust que, no obstante lo reales que son, también pueden estar tocados del ala? Es probable, aunque no me consuela, porque seguramente alguna otra potencia tomará el relevo, y encima con menos experiencia. Está claro: perded toda esperanza, tanto los que no creáis en ellos como los que creéis a pies juntillas en su paraíso prometido. El infractor desaparecerá sin dejar rastro, dice el cartel. No cabe duda, pero las abducciones habidas son secreto de Estado USA. Reconocer secuestros de humanos ya sería pedir demasiado a la CIA.




12 comentarios:

  1. Me hace sonreír el título de esta entrada, y lejos de conseguir lo que sugiere, a mí me da esperanza al leer algunos de tus escritos, porque me encuentro en sintonía, porque descubro otro ser con una mirada parecida a la mía, desilusionada y perpleja muchas veces, y a la vez llena de ilusión y ganas de vivir y observar, y siempre pensando si se puede hacer algo para mejorar este loco mundo donde estamos de forma pasajera. Gracias por estar ahí y escribir lo que escribes y poner voz y sensibilidad y mil disculpas por no haber entrado antes aquí.
    Abrazos y sonrisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, me quita complejos tu comentario. Como mi búsqueda es mía y no pretendo decir a nadie lo que hay que hacer es muy estimulante esta experiencia personal que me transmites. Creo que captas adecuadamente la línea de mis palabras.

      Oh, y nada de disculpa, cada uno entras en los lugares más intrincados cuando se lo pide el cuerpo. Un abrazo

      Eliminar
  2. Ay que gracia, al leer este cartel no se por qué ha "popeado" en mi mente el título de un librico leído antaño: "The power and the glory". Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El de Grahan Greene? Anda, tus asociaciones de ideas, vamos.

      Eliminar
  3. Bueno Fackel,es que USA siempre gustó invertir en I+D, jejeje y allí quieren ir los científicos de todo el mundo,
    ¿quién nos librará de esa flor de cadáver y su fétida Cia?
    Salud
    k

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede comprar a todos los que quieran en el mercado de trabajo del resto del planeta. Se nutren de todos, fagocitan todo, business is.. eso mismo. Para que luego aquí traguemos con la gentuza que castra profesionales, vende el país y recorta investigación, trabajo, etc. Es decir el gobierno impresentable. Lo malo es que lo recogeremos todos.

      No sé responderte a la pregunta. Mi prioridad de indignación, que no tiene fronteras, sí tiene prioridades y me preocupa a los ladrones y desaprensivos de casa. No hace falta que ponga nombres.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hay más leña de la que arde en este universo, en contra de lo que nos quieren hacer creer, y desafía la imaginación.

    http://rastationclub.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya usted a saber, yo soy un escéptico. Si hay leña y arde te diré cuando nos quememos, jaj. Salud.

      Eliminar
  5. Dante tiene un lugar reservado en su Infierno para los apáticos y melancólicos, para aquellos que su vida es un continuo lamentarse. En el Canto VII se lee:

    "...bajo esta agua hay una raza condenada que suspira. Metidos en el lodo dicen: -Estuvimos siempre tristes bajo aquel aire dulce que alegra el sol, llevando en nuestro interior una tétrica humareda: ahora nos entristecemos también en medio de este negro cieno".



    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa como a emejota que me da esperanza leerte. La comparación con Greene no está nada mal: un católico converso que explora la confusión del hombre moderno y trata asuntos ambiguos en un trasfondo caótico, siempre preocupado por la libertad de los individuos en sociedad.

    He notado los bombardeos de comentaristas anónimos en tus últimas entradas, y como bloguera te digo que los repudio. No hay nada más cobarde que quien se esconde tras el anonimato. La cuestión es dar la cara, nombre, apellido, nick o señales identitarias para criticar o alabar. Dante es genial porque dio nombre a sus escritos por empezar.

    Un saludo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me sacas los colores. Aunque mi búsqueda se mueve en terrenos diferentes a los de Greene probablemente no en las intenciones. Muchos coincidimos y convergemos en el camino, si bien no siempre en la meta, en esto de buscar, preguntarnos, cuestionarlo y...lo que cada uno obtenga o quiera obtener.

      También agradezco tu apoyo respecto a cierta agresividad ambiente que a veces se muestra por aquí. Hay de todo en la viña del Señor, que decía el otro.

      Un abrazo, optimista.

      Eliminar