.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 5 de mayo de 2013

Los resistentes del periodismo



















Hoy me he enterado por casualidad que era el Día Internacional de la Risa; no sé si instaurada precisamente para que al saberlo nos dé la ídem. Sin embargo, a ninguno de los que me rodeaban cuando alguien lo ha mencionado nos ha salido la carcajada y sí, en cambio, el taco y el exabrupto. Por qué será. El viernes 3 de mayo se celebró también otro de esos días a los que los entes mundiales cuya eficiencia se halla en entredicho suelen convocar para su boato, su justificación y...su inutilidad. Se trataba del Día Mundial de la Libertad de Prensa. Miren por donde tampoco me salió la risa y sí unas ganas de llorar estremecedoras. Por una parte, por el estado lastimoso en que los profesionales de lo medios de comunicación se encuentran por el mundo. Sometidos a las voces de sus amos y abocados a las propias crisis empresariales, el número de periodistas que ha ido a la calle en España durante los últimos años ha sido considerable; y suma y sigue. Es uno de los sectores laborales más castigados por el capital. No digo ya en países en conflicto o con grandes problemas internos, donde la información es inaceptable para los poderes públicos o para los grupos mafiosos, y donde lo más grave no es que le echen al reportero sino que lo asesinen o lo metan preso. 

Por otra parte, me crispa la poca sensibilidad social existente con la situación de los trabajadores de los medios y, consecuentemente, con la defensa de la libertad de expresión. Así, el grupo de periodistas que se concentró en una plaza céntrica de mi ciudad este año fue reducido y pocos ciudadanos que no fueran del gremio se aproximaron a arroparlos. Ni siquiera estaban todos los que tenían que estar, teniendo en cuenta además que la edición local del periódico El Mundo está a punto de cerrar y largar a la calle a sus empleados. Por supuesto, la actitud de ese grupo de periodistas al traer a colación los problemas de una profesión de paro y de muerte (según países y sociedades canallas) les ennoblece. Alguien debe mantener prendida la luz de la resistencia, aunque a los poderes, a los inversores y a una sociedad extraviada les pese.  

Adjunto la Declaración de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, bajo el lema: "Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia".

http://www.fape.es/declaracion-de-la-fape-en-el-dia-mundial-de-la-libertad-de-prensa_fape-818821461460.htm



4 comentarios:

  1. ...y sin periodistas independientes no hay información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu matiz, Loam, no puede ser más oportuno. Lo rubrico. Y haberlo, haylos, aunque tan pocos. Te paso un enlace:

      http://www.ultimocero.com/

      Y un aforismo de Karl Kraus, en su tiempo:

      "¿Es la prensa un mensajero? No: es el acontecimiento. ¿Un discurso? No: es la vida. No sólo plantea la exigencia de que el verdadero acontecimiento lo constituyan sus noticias sobre los acontecimientos, sino que provoca también esa siniestra identidad por la cual, en apariencia, se informa de los hechos antes de que se hagan realidad. [...] La prensa no es un mozo de equipajes. Es el acontecimiento. De nuevo el instrumento nos ha superado. Hemos colocado al hombre, que debe comunicar la existencia de un incendio y que debería jugar el papel más subalterno dentro del Estado, por encima del mundo, del incendio, de la casa, de los hechos y de nuestra imaginación."

      Y otro aforismo muy agrio de Kraus refiriéndose a los poderes:

      "¡Tienen la prensa, tienen la bolsa, y ahora tienen también el subconsciente!"

      No sé si en tiempo de Karl Kraus habría medios independientes, aunque supongo que no entre los grandes. Ahora es terrible, pero pagan el pato los jóvenes que intentan acceder o mantenerse en los medios. Malos tiempos, sí.

      Eliminar
  2. Decía Arthur Miller que “un buen periódico es una nación hablándose a si misma”…pues efectivamente eso es lo que es actualmente-una mentira llena de porquería (solo hay que ver el periódico de hoy cuando leemos que “El obispado de Córdoba registró la mezquita en marzo de 2006 por 30 euros” no hay solo que decir, hay que investigar y perseguir porque como en realidad debería ser es lo que otro escritor, no recuerdo ahora quién, es “la artillería de la libertad”, pero está claro que no es así (salvo excepciones), la prensa hoy en día se debe a sus ‘amos y sus intereses’
    pero que le voy a decir a uste señor Kraus que no sepa…
    Un saludo. Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me miente la bicha, que decía mi padre. Los más inmorales y delictivos no tienen espacio en mi mundo de utopías.

      Tal parece que se está produciendo una múltiple santa alianza de todos los poderes e intereses para evitar que la sociedad y la ciudadanía crezcan y reclamen. Esa alianza incide para trasladar resignación, desánimo e impotencia a los individuos. A estos mismos luego se les hace llegar el mensaje productivo: nos quieren bestias, Irene, bestias. Y si esta caracterización ha sido típica y repetida en la historia de la humanidad, ahora nos quieren más. Que les concedamos nuestra conciencia. Empeño por el que las iglesias llevan veinte siglos persiguiéndonos y todos los poderes civiles se vuelven cada vez más eclesiásticos, y ya me entiendes.

      Y sin embargo, el hombre rebelde y camusiano que dice No habita aún entre nosotros.

      Eliminar