.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 10 de febrero de 2013

Por fin,




Ya era hora. Por fin ha dimitido una ministra.
En Alemania.



10 comentarios:

  1. Ay, qué susto me había usted dado, Fackel.
    Pensé que había sido en España. Pues no faltaba más...

    Saludos y abrazos irónico-festivos.
    PeterP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo décadas esperando noticias así. Como en España todo el mundo sigue siendo "inocente" aunque se demuestre lo contrario...

      Más vale la ironía, aunque ya no es un arma. Los innombrables pueden con eso. En todo caso un antídoto para protegernos y mantener nuestra salud mental.

      Eliminar
  2. Verás como se ponga de moda. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero son modas extranjeras, mujer. Eso de dimitir es cosa de bárbaros. Aquí nos regimos por principios...y sobre todo fines (jej)

      Eliminar
  3. Francesc Cornadó10 febrero, 2013 19:17

    Aquí no van a pillar a nadie por copiar una tesis, ya sea porque no la han hecho o porque ni siquiera han empezado la carrera.
    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes, Francesc. Pero se conocen casos de gente encumbrada (no digo ya ministros, que no lo sé) que han copiado tesis y sobre todo han llegado alto por delaciones, codazos y peloteos varios. Por supuesto, las direcciones de muchos estamentos de empresas privadas y bastantes públicas están copadas por Opus Dei, esa secta dentro de la secta. Pero esa práctica pertenece al terreno de lo divino (de lo divinamente que viven y controlan)

      Salud siempre.

      Eliminar
  4. ¡Aquí no dimite ni dios! La verdad es que los extranjeros son muy raros, ¿no? con la que está cayendo en este país y nadie se mueve del sillón ni del coche oficial y allí, ya ves, total por copiar, ¡pero si eso lo hemos hecho todos alguna vez, ministra! Se me ocurre que de ella si podrían copiar los de aquí. Es sólo una sugerencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí das en la clave: si hubiéramos copiado hace siglos, si hubiéramos tenido como modelo la parte positiva de los ejemplos de ciertos países, otro gallo nos daría un kikirikí de esperanza. Pero España es un lamento. ¿Seremos capaces de auto regenerarnos? Ellos, los innombrables, ¿cambiarán de actitud? Me moriré de muy viejo con dudas y escepticismo. O quién sabe. Gracias, Mafalda.

      Eliminar
  5. A los políticos de nuestro país dimitir les cuesta mucho, no sé, igual sus asientos tienen super glue o algo así, y por eso se pegan como lapas al cargo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que por algo más profundo, o aberrante, Ana. Su concepto democrático o es frágil o no se lo creen. Se les llena la boca de rases como "estamos para el servicio a España o a la sociedad". Pero solo conciben la sociedad y el ente abstracto España (para ellos es concreto en un sentido y abstracto en otro) como el medio donde medrar, conservar sus privilegios, ejercer control y reparto. En fin, Ana, lo diré de modo muy sencillo: son los de siempre. Coge la Historia de España del pasado, si tienes dudas. No conciben irse porque todos se deben unos a otros en esta derecha secularmente patrimonialista de vidas y haciendas. Y tienen mucho que tapar. Pero ya se sabe que el hedor sale a superficie antes o después.

      Eliminar