La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 29 de diciembre de 2012

La otra inocentada



Es Manuel Rivas quien recuerda hoy en su artículo semanal a Karl Kraus: "La ausencia de ley prevalece de forma legal". Y ahí toca el fondo no solo Kraus o Rivas sino cualquier ciudadano que no quiera estar ciego. La ley puede estar ausente por no existir o por no aplicarla o por ineficiente y obsoleta. Para el caso viene a ser lo mismo. O por una cuarta razón: por saltársela olímpicamente. Para quien no se haya enterado todavía, lo que refleja la fotografía sucedió el jueves en la Asamblea de Madrid, ese parlamento regional que siempre aprueba lo que quieren sus amos (como todos los parlamentos donde dominan los presuntuosos amos pasándose el diálogo con otros criterios políticos por el forro de.) Mientras el rodillo político PP aprobaba en solitario, pero con el comportamiento dictatorial que les concede el ser mayoría absoluta, la privatización de la sanidad madrileña, ciertos elegidos por el pueblo de esa rehala se dedicaban a jugar con las maquinitas. ¿Se anticipaban así al Día de los Inocentes? No creo. Más bien se trata de que tienen tan interiorizado esos diputados del PP que la ciudadanía española es tan sumamente incauta, sumisa, inocente y tragalotodo que para qué iban a estar centrados en debate alguno de su Cámara de taifas. Total, si al fin y al cabo ellos conciben la representación parlamentaria como un capricho y un regalo que les han hecho los tontos ciudadanos, y no como un servicio. Y saben que van a sacar adelante lo que les permite la Ley. Triste imagen la de esos señores a los que se paga a cuenta del erario público por estar ahí. No sé qué es peor: que la Constitución no esté sirviendo para nada, que se estén cargando prácticamente la Democracia o que nos traten como imbéciles. Todo viene a estar en el mismo paquete. Pero acaso si empezáramos a dejar de ser idiotas y ciegos aún podríamos parar la catástrofe. Por cierto, ¿alguien cae en que la frase de Karl Kraus fue desgraciadamente premonitoria?



(Adjunto aquí  la columna de hoy de Manuel Rivas)


6 comentarios:

  1. ...simplemente está todo atado y muuuyyy bien atado.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Feliz año hermano, ...es un decir..
    Con tu permiso hoy he enlazado tu blog así como el vídeo de la BBC.
    ¡Que no se te atraganten las uvas, las hubiere, ni que sean las de la ira. Bsss.

    ResponderEliminar
  3. Jaj, Tula, esa misma impresión tengo yo. La cuestión es: ¿hasta qué punto? No sería la primera vez en que a los atadores se les escapase el control de las ataduras...

    Expectantes y hoy la Luna me ha descolocado. Y la helada que empezaba a caer.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Emejota. Enlaza lo que gustes, que para eso está. Las doce uvas nunca me fueron, debe ser que eso de tragar sin masticar no es lo mío.

    Las uvas de la ira...qué novelón y qué peliculón. Pero siempre me dejó un sabor amargo. 1929 puede estar rondando de nuevo, con resultados imprevisibles...mira lo de los USA y los Presupuestos. En fin.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Hasta que punto?...pues te diría que hasta que se forme una masa critica que provoque el cambio de estado.(como en química).
    Buenas heladas..sí y observa los cielos y los infinitos aviones dejando sus estelas químicas...(que fiesta nos estarán preparando los psicópatas)
    La base de los descubrimientos personales es la observación.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Tula. ¿Se estará formando esa masa química? Pero ¿y si el azar desvía la dirección de esa masa crítica? No olvides que los populismos, como los profetas, abundan.

    (Ay, señor, esto de hacer permanentemente de abogado del diablo se está convirtiendo en una obsesión en mí)

    No renunciar jamás a la observación, hermano. La experiencia nos va aportando cada vez más capacidad de mirar.

    ResponderEliminar