La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 15 de diciembre de 2012





Dime que nací
                      no para poseer sus reinos
sino para habitarlos
y humilde libar los jugos
                      de su deslumbrante sabiduría.



1 comentario: