.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 30 de diciembre de 2012





Retuerce los días
                          como si la almazara de la vida
fuera a depararte
su última sustancia

siente que catas el planeta

que no estás aquí únicamente
                                            para ser un  dato demográfico
ni eso que el negocio espiritual llama alma
y no sabe sino ofrecerte
                                    tu negación

di que no solo cuando tú quieras

                                     tú eres el tiempo
          




(Fotografía de Jorge Molder)


2 comentarios:

  1. Consolador y personal.
    Te deseo lo mejor para ti y los tuyos en los tiempos que corren. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Eterno dilema: reconocer el tiempo o ignorarlo.

    Salud, naturalmente, MJ.

    ResponderEliminar