.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 7 de noviembre de 2012





"Temps! Oh! le temps! Tout le temps qui est le tien, qui eût été le tien..." (*)


¿Todo ese tiempo...
mío?
¿Y dónde se encontraba
               que yo no estaba
atento?
¿Y dónde crecía
sin que advirtiera
               sus huellas?
¿Y qué señal me envió
               que no capté
a tiempo
que no cogí al vuelo
               que no supe traducir
en mi tiempo?

Tiempo:
               ¿ya no puedes ser mío?



(*) "¡Tiempo! ¡Oh, el tiempo! Todo ese tiempo tuyo, que hubiese sido tuyo..."
Cita que canta Henri Michaux en su "Retrato de los meidosems".



8 comentarios:

  1. Si es que "tempus fugit", que decían aquellos locos romanos.

    Bello texto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo malo, Logan&Lory, es que a veces ni percibimos su llegada ni su paso.

    Gracias por pasar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Con imaginación, memoria, voluntad y ganas de jugar se puede recuperar cualquier cosa. (Jajjj la cuestión es dilucidar el plano en el que ha de desarrollarse la obrita.) Bs.

    ResponderEliminar
  4. Emejota, se recupera la representación de las cosas. Por eso existen las imágenes que recreamos los humanos. Pero a veces no es suficiente.

    ResponderEliminar
  5. Devaneo, palabra pero también silencio en el tiempo, desde luego.

    ResponderEliminar
  6. La palabra puede ser dicha o no. Sabe usted que, a veces, lo que más cuenta no es precisamente aquello que se dice. Aunque un silencio valga más que mil palabras, por ejemplo. Y así, sucesivamente.

    Decía Cirlot: "Palabras, sólo palabras, mientras me consumo".

    Feliz fin de semana.
    PeterP.

    ResponderEliminar
  7. Sabias palabras las suyas, Kalikrates, digo Devaneos. Siempre adorando tanto a Cirlot, y mira que este hombre es caliza de páramo en ocasiones textuales. Pero esa cita es muy buena. Que tenga un descanso fecundo.

    ResponderEliminar