.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 30 de diciembre de 2011

evocación de la noche


Perquè retorna,
quan sóc perdut en l’ombra,
un debilíssim
record d’infant, les ales
passen sense tocar-me.

Porque regresa
un muy débil recuerdo
de niño, cuando
me pierdo entre la sombra,
las alas pasan sin tocarme.


(Salvador Espriu, poema Aún no, de El caminante y el muro)




Como una silueta
así la noche
baja y me nombra.
Como una umbría fértil
cuanto yo evoco
se abre y me toma.
Y enredado en sus ondas
cual silueta
yo me disuelvo.








(La imagen de la sombra que encabeza los poemas la tomé de la Red, pero lamento no conocer el nombre de su autor para ponerlo aquí. Estoy dispuesto a subsanarlo si llego a saberlo)


7 comentarios:

  1. Me gusta la composición de la imagen. Con la nana griega me voy a disolver en el sueño del nuevo amanecer. Bs.

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué canta de miedo la tal Yannatou, MJ?

    (Qué epico suena lo del nuevo amanecer. Por cierto, cabecera de EL PAÍS de papel: "España entra en alerta económica". Bailad, bailad, malditos. ¿Nuevo amanecer?)

    ResponderEliminar
  3. Lo del periódico, que quieres que te diga, las noticias siempre llegan tarde, nunca me creo nada de lo que se dice, por principio, y cuando resulta creíble siempre llegan tarde.
    Si apoquinar más hace infeliz a la gente o tener más dinero en la c/c les hace más felices, es su problema, pobres, al menos no dejo de intentar comunicar lo más sutilmente que puedo y por encima de la campana gorda, que para vivir feliz, aparte de las cosas de las emociones, lo que cuenta es poder comer sano y lo justo para mantener la buena salud, es decir no mucho.
    Ya me dirás, en la sociedad que nos desenvolvemos.... Grrrr, casi que al menos me divertiré viendo como bailan los malditos aunque tenga que pasar hambre. En cuanto a los otros malditos los manipuladores capitalistas, que se ahoguen en sus ambiciones, no existe mayor miseria que la mente estrecha de la que disponen.
    Ahí va, que parece un sermón.
    ¿Cruel? - N0 - Hasta las narices.
    Ja,ja, como ya habrás descubierto soy exigente, un tanto intransigente y por tanto bastante .... ya se nota, lo que pasa es que el "envoltorio" como que dice todo lo contrario.
    Bs. y feliz tránsito.

    ResponderEliminar
  4. El recuerdo imperceptible de la inocencia está presente en muchas resurrecciones.

    Es una armadura liviana que nos protege de las adversidades.

    Espriu, grande grande.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Entrega absoluta,crecer en la noche mengua la parte antigua de uno mismo.

    No hace falta más,estar y ser.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gene, no sé si mantenemos el recuerdo de la inocencia, o solo el de la perplejidad. Como inocentes no podemos volver a ser pues seamos al menos perplejos. Hay mucho de recuperación en ello y nos evita la borrosidad de la distancia.

    Recomiendo siempre a mis amigos españoles la lectura de Espriu. Es otro de los grandes intérpretes de esta historia antigua de los que poblamos la península. Había una edición en Ediciones Llibres del Mall de "Años de aprendizaje", es decir sus obras completas. Hasta editorialmente es una obra estética y preciosa; no sé si seguirá existiendo. Por lo menos es la mía. Volveré a traerlo hasta aquí.

    Un abrazo y hasta mañana. Aunque a mí me gusta aquello de "hoy es siempre todavía" que decía el bueno de Don Antonio.

    ResponderEliminar
  7. Emejota, hazme el favor de desintoxicarte de tu rabia por esta noche, no vaya a ser que me la contagies, jaj. MJ. El escepticismo es una buena defensa pero un deficiente ariete. En esta farsa que estamos viviendo y va a subir de tono vamos a conocer más estrellados que estrellas. Cuestión de tiempo que el personal se vaya dando cuenta, pero ¿eso arrglará algo? Los modelos de vida no los cambia ni dios y las ambiciones han calado hasta en los más humildes. Te sugiero una lista de proposiciones en toda regla, como la que despliega la ardilla.

    Un abrazo de la cifra ad hoc, jaj.

    ResponderEliminar