.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 25 de diciembre de 2011

apresuramientos


no subestimar ni lo más pequeño, ni lo más pasajero, ni lo más oscuro, ni lo más alejado, ni lo más callado; por apresurarte no captarás su inmensidad, su permanencia, su iluminación, su proximidad, lo que dicen las cosas que a primera vista no acertamos a percibir y menos a disfrutar

3 comentarios:

  1. La observación es sin duda la parte más importante de toda evolución. No omitir el más mínimo detalle para englogarlo en un todo .

    ResponderEliminar
  2. Y no fiarse de la apariencia. Donde te parece que hay sequía, brota un manantial.

    ResponderEliminar