.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 21 de mayo de 2011

Desde la reflexión hasta la inflexión



¿Por qué no hacer de la jornada de reflexión el principio de muchas jornadas de inflexión?

Según la RAE, el término inflexión quiere decir:


inflexión.


(Del lat. inflexĭo, -ōnis).


1. f. Torcimiento o comba de algo que estaba recto o plano.
2. f. Elevación o atenuación que se hace con la voz, quebrándola o pasando de un tono a otro.
3. f. Geom. Punto de una curva en que cambia de sentido su curvatura.
4. f. Gram. flexión (‖ alteración de las voces variables).

Cualquiera de las acepciones podrían valer, y yo me quedo con todas, porque todas son aplicables en este caso. Dejemos de lado las que tienen sentido fónico, porque considero que la voz debe estar en función de la intención, para que esa voz tenga contundencia y no se la lleve el viento. El tradicional día anodino de la reflexión de vísperas electorales está teniendo este año otro carácter. Fundamentalmente transgresor. Maravilloso. Ya vendrán luego las polémicas a encarar, que creo que tendrán que hacerse con más incisión. De momento lo que está en entredicho, una vez más, es el sistema electoral, como parte del sistema constitucional al uso.

Pero fijémonos en la primera imagen. Torcimiento o comba de algo que estaba recto o plano. ¿No sería genial que se aplicara? Para hacer un cesto hay que coger los juncos, cimbrarlos y doblarlos; entonces es cuando adquiere sentido el junco en las manos humanas, cuando se convierte en objeto. ¿No es aplicable la imagen al estatus plano, horizontal y paralítico de una democracia que pierde su esencia?

Me gusta también el tercer significado. Punto de una curva en que cambia de sentido su curvatura. ¿No necesitamos también ese punto que cambie de orientación la curva cerrada que tiende a convertir en círculo vicioso la vida de las sociedades? Un punto que se desvíe y abra a los ciudadanos lo que les pertenece, que ordene los mercados, que reparta el trabajo y la riqueza...Ay, temo que me he perdido una vez más en las viejas y utópicas aspiraciones sin solución. Pero es que a estas alturas uno no concibe una Reflexión sin la consecuente Inflexión. Radical. Como las geometrías de la vida. Fundamentales. Piensen en ello.




6 comentarios:

  1. Lo que hace la experiencia ¿verdad? Nos hace seguir razonamientos muy semejantes. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Yo corregiría a la RAE: "..de algo que estaba recto o plano", podría poner "rígido", aplicable también al sistema este en el que estamos inmerso, el político, el económico y el social.

    Las viejas y utópicas aspiraciones sí tienen solución.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Acamparemos en las plazas para reflexionar todos juntos, en equipo.
    Con nuestras concentraciones podemos conseguir
    una torcedura, una inflexión, del sistema.

    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  4. Emejota, lo más valioso, lo más útil, lo más tolerante...la experiencia. Buen domingo.

    ResponderEliminar
  5. Se lo propondremos a la RAE, Casilda, pero ya sabes que la RAE se basa en la Geometría y la Geografía sobre todo, jaj.

    Utopia significa "Lo que AÚN no es posible". El CUÁNDO, CÓMO y DE QUÉ MANERA se lleve a efecto y se diluya ese AÚN es otro tema.

    Los caminos de la UTOPÍA son intrincados, inextricables, recónditos y vaya usted a saber...¿Quién iba a decirle al Gobierno lo del M15 en plena campaña?, por ejemplo.

    Bienvenida al foro Fackel.

    ResponderEliminar
  6. Francesc. Hacer una, dos, tres...muchas PLAZAS en el sentido más de ÁGORA.

    Salud y Lógica, hermano.

    ResponderEliminar