.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 16 de noviembre de 2010

Aforismo frontal (efímero)


Miraba a los lados y le parecía que se le indicaban direcciones obligatorias. Miraba tan obsesivamente la calzada que no se atrevía a pasar. Miraba las figuras y le estremecían su rigidez. Observaba las rayas y se establecían funestas analogías en su mente. Tanto contempló los laterales que se olvidó del horizonte. Permaneció con la mirada tan fija en el suelo que sólo sentía la aspereza del asfalto. Lamentó la herida abierta de la miopía. A punto estuvo de darse la vuelta. Al fin, cayó en la cuenta. Alguien no quería que cruzara la calle. Entonces se preguntó: ¿por qué no me propondrán mirar de frente? ¿Por qué quieren que evite mirar donde tengo que mirar? Elevó la cabeza, buscó el vértice al otro lado, puso el pie sobre las bandas de cebra y arrancó. Al otro lado le esperaba el paisaje deseado.


6 comentarios:

  1. No quieren que la cruce?No pensaba cruzarla,pero ahora se me antoja que sí la cruzo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Una elección, una decisión. Cuidarse. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Ay! ¿y si viene un conductor miope?...mmm. No sé, no sé.
    ¿Mirar para todos los lados? ¿Incluso para detrás? Buena idea.
    Pero...¿y si de tanto mirar para aquí y para allá, se pasa el tiempo ese que pita -quedan tres segundos, dos, uno...y empieza a correr el muñequito ese que de repente es verde y de repente es rojo? Uf, no quiero ni pensarlo.
    Aunque si al otro lado está el paisaje deseado, cualquiera sabe cómo responderían mis pies; seguramente más rápidos que mi cabeza. Oh, sí, sí.
    Perseveran los que avisan de que el tiempo de la lógica concluyó; su afán en recordarnos que mirar es lo mejor parece una ocupación encomiable. Pero poco fructífera.
    Sólo le falta un bache al paso de cebra, para ser divino. Tropezaríamos en la misma piedra chiquicientas veces, jeje.
    Bien se vale que, aún, nos/os/les queda a muchos algo de humor y un poco de sentido común.
    Bueno, a cruzar se ha dicho...
    Feliz tarde, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Saga. Importante saber mirar. No se trata de mirar por mirar, pura acción técnica (vital) que no basta por sí misma. Porque mirar exige siempre que exista un paisaje. Luego, importante distinguir el paisaje adecuado. Mirar desaloja entonces el no-ver. Luego, importante elegir el paisaje necesario. Cruzar o volver atrás está en la decisión de cada cual. Pero ojo (el de mirar más profundamente, el de la atención interior) A veces no es posible volver atrás. Y aunque algunos tampoco opten por cruzar, les cruzarán (los acontecimientos)

    Qué metáfora la de aquella calle gallega.

    Buen viernes con sabor a lluvia.

    ResponderEliminar
  5. ¡Excelente! Hay que mirar y si puede ser mirar hacia donde te prohiben que mires. Hay que mirar y saber ver en lo que no se nos hace visible a propósito. Expandir la mirada, multiplicarla y si es necesario sacarse también las gafas, para empañarnos con la distorsión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Por ejemplo. A mi la publicidad ya me dice hacia donde no debo ni tengo ni quiero ir. Me rebelo cada vez más contra esas miradas propuestas.

    Buena noche de luna avanzada.

    ResponderEliminar