.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 23 de mayo de 2010

El búho de Minerva


Nunc vero in Europa, id est, in patria, in domo propria, in sede nostra, percussi caesique sumus.

Disculpas por la pedantería de incluir una cita en latín, pero me parecía de un ritmo magistral. La escribió Eneas Silvio Piccolomini a mediados del siglo XV, y querría significar algo así como:

Verdaderamente ahora en Europa, es decir, en la patria, en la propia casa, en nuestro lugar, somos golpeados y abatidos.

Eneas Silvio P. hacía referencia en su tiempo a un asunto histórico que determinó para siempre el futuro y probablemente la conciencia en ciernes del continente, la caída de Constantinopla. Pero yo me quería quedar con la frase. Una imagen que ha podido utilizarse como paradigma de otros momentos históricos críticos. Y que se puede hacer transcender a estos momentos, aunque habría que pronunciarla en griego.

El asunto de la cuasi bancarrota de Grecia se quiere acallar con la inyección de dinero del resto de países de la UE, por una parte. Dinero prestado que les va a salir por un ojo de la cara, ya que les van a comer los intereses. Y por otra, exigiendo que el gobierno actual aplique durísimas medidas económicas que no son otra cosa que una vuelta de tuerca probablemente sin fin sobre la población. En ese ajuste de los tornillos ya se sabe quién pierde más. ¿Así de simple? ¿Sabían los griegos lo que venía ocurriendo desde hacía años, con sucesivos gobiernos de derechas y socialdemócratas? ¿Sabía la UE y el Banco Central de la debilidad, dicen, de la economía helena? ¿Conocía perfectamente el FMI la evolución de las cosas en la última nación suroriental de Europa? Cuesta creer en un desconocimiento de ese statu quo por parte de las entidades y autoridades europeas y mundiales. Entonces, ¿por qué se ha dejado que la situación se precipitara hasta casi el exterminio? El compositor Míkis Theodorákis mantiene una polémica opinión al respecto.

“Oigo hablar de una deuda de 360 000 millones de dólares, pero veo al mismo tiempo que muchos países presentan esas mismas deudas, e incluso mayores. Por lo tanto, no puede ser esa la causa esencial de la desgracia- Lo que también me intriga es la desmesurada importancia de los ataques internacionales de los que nuestro país está siendo objeto, y cuya coordinación es casi perfecta, a pesar de tratarse de un país cuya economía es insignificante, lo cual acaba por parecer sospechoso.”

La sugerente argumentación que mantiene Theodorákis se puede leer en el siguiente enlace: http://www.voltairenet.org/article165326.html

Tal vez Theodorákis se pase en su arriesgado criterio. O tal vez no. Las organizaciones económicas y políticas mundiales no son transparentes. En la opacidad de los despachos aparentemente más lejanos de Atenas pueden estar decidiéndose cuestiones de geopolítica que pasan ahora por una especie de presión descomunal sobre Grecia. Quién sabe; se verá con el tiempo. De cualquier manera, las pintadas testimoniales que estos días he visto en algunas paredes de mi ciudad alcanzan un eco mínimo. Si acaso, que hagan pensar por unos instantes al transeúnte. Por cierto, ésta de la foto duró dos días. Hay que ver la celeridad con la que actúa el ayuntamiento cuando interesa. Y es que pienso que las palabras solidaridad y trabajadores siguen asustando lo suyo. Sobre todo cuando ambos vocablos se funden en una sintaxis que es todo un discurso.



12 comentarios:

  1. Adelante con esa solidaridad tan necesaria, pero ay!, queda tan lejos Grecia y los humanos tendemos siempre a ponernos en desacuerdo! Por lo demás, totalmente de acuerdo. Una interesante y arriesgada forma de mirarlo. Atrevámonos a pensar, dijo alguien... Y sí!

    ResponderEliminar
  2. ¿Grecia lejos? Ceguera hispánica, Ramón. Grecia está todo lo lejos que queremos que esté. Y como suele con todo lo tabú, no gustamos de tocar.

    La pintada es ingenua y la intención sana. El silencio y el desdén de los transeúntes son sólamente coartadas. Todos cruzamos los dedos.

    ResponderEliminar
  3. El vídeo aclara muchas cosas.
    Merece la pena.


    http://www.youtube.com/watch?v=dQGkP68AVTI

    ResponderEliminar
  4. Esas palabra siguen asustando, maestro, hermano.

    Gracias por tu lucidez de siempre.

    ¿Qué tengo que hacer para que me honres con una visita?

    ¿Te pongo una zanahoria?

    ;)

    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Aquí, había oído hablar de la intervención de Cohn-Bendit pero no la conocía exactamente. La reproduzco sin demora, porque el tema me preocupa hondamente.

    ResponderEliminar
  6. Lo que asusta es la realidad siniestra y oculta, compañero. Teme las manos negras de los que deciden por nosotros.

    Te sigo, no lo dudes, aunque esté últimanente más épico, ergo cabreado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Tú crees que yo no estoy épico, Fackel?

    ¡Me subestimas! :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Hay algo que me preocupa de esas situaciones.
    ¿ Qué pasa con los anteriores dirigente, concretamente con los de Grecia que presentaron unas cuentas engañosas?
    No solamente deberían pagarlo con perder las elecciones o eso creo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Sin quitar responsabilidades a los socialdemócratas griegos, gran parte de lo que aconteció lo tuvo con el gobierno de derechas. Curiosamente, la UE empezó a hablar de la situación económica al poco de ganar las elecciones Papandreu. Todo es tan sospechoso en este mundo nada sincero ni sencillo, con tantos intereses de poderosos jugando la partida de ajedrez (y la de damas, y la de póker, y...etc.)

    Vergüenza. Para mi, las responsabilidades de la UE son muy elevadas. No creo ingenuamente en que se deje engañar por datos falseados. Si fuera así demostraría la carencia de mecanismos para vigilar la gestión comunitaria, y eso sería muy grave. Creo más bien en que la tendencia ha sido siempre en dejar hacer a los conservadores (las finanzas y el FMI están siempre detrás de los gobiernos derechistas)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Estas palabras dejaron de oirse y solo nos han dejado ser consumidores, aplicados en un esfuerzo que se nos hacía cada vez mas largo donde se ha hecho tabú compartir. ¿Qué puede ocurrir ahora que después de cumplir nuestro cometido, cancelar nuestra vida trabajando en un esfuerzo sin par, para encontrarnos al final con que solo hemos acumulado deudas?
    No es de extrañar que teman que nos hagamos todos solidarios.

    ResponderEliminar
  11. Bienvenido Gaia. Aunque soy un tipo que se indigna no soy pesimista absoluto. Pintan vientos en contra, pero los humanos también aprendemos a saber defendernos. Lo que me preocupa es que si vivir en la Tierra no pasa de ese ciclo produción/distribución/consumo y encima se va en detrimento de la intervención ciudadana, mal lo vamos a tener.

    Ejemplos como el incendio de BP en el Golfo de México es uno entre muchos. Pero no es lo mismo que suceda en un país avanzado (los monstruos transnacionales se aprovechan de todo) que en uno con bajos niveles democráticos. Y ahí por ejemplo el recuerdo de Bhopal, ahora que encima los culpables se van de rositas, agrava lo arriesgado que es vivir sin conciencia de ciudadanos de la Tierra. Pero ciudadanos activos, intervinientes, exigentes. Eso es conciencia política y ética y no sólo el elemento personal que se queda dentro del corazoncito bondadoso de cada cual para su propia tranquilidad y calma.

    En nosotros está que queramos ser meros borregos que consumen a ciegas o si deseamos otra sociedad, otra relación con la naturaleza y con nosotros mismos.

    Un abrazo y retorna por estos lares cuando desees.

    ResponderEliminar
  12. Buen articulo, te felicito por la claridad, muy necesaria en estos dias, Theodorákis no puede o no se atreve a terminar su "tesis",evidentemente hace referencia al FMI y su control mediante deuda y dudosas intervenciones bancarias de las soberanías nacionales vamos hacia un mundo orweliano, y hasta que no nos olvidemos de las ideologías que nos corrompen mas,dan un nuevo giro siniestro a la palabra libertad, creando clones de sus pateticos lideres al estilo ZetaParo,socialistas si, pero honrados mejor,nuestra deuda es mayor de 600.000 millones de euros la estafa bancaria y la mala gestion de los autenticos estafadores de la sociedad, los politios los unicos y verdaderos culpables, eso lo sabe bien la mafia illuminati y su red masonica, ser libres ni izquierdas ni derechas
    RESISTIR Y LUCHAR POR LA LIBERTAD
    somos1RNWO

    ResponderEliminar