.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 23 de enero de 2010

Resistencia


4 comentarios:

  1. Muy atrevido este palmito, y sin embargo...resiste.
    ¿Resistir en ambientes hostiles?
    ¿Y en ambientes propios, cotidianos?
    ¿Cuantos palmitos habrá por el mundo?
    ¿Será que el edén es un jardín urbano? (por el diseño, digo)
    Salud, hermano.

    ResponderEliminar
  2. Sagardiana. Me encantaba el toque nevado. Verdaderas lanzas. De niños utilizábamos sus hojas en las tierras del Norte -allí también las había, tal vez importadas, lo desconozco- para jugar a espadachines.

    ¿El edén? ¿El de antes del pecado o el que se vende tras la caída y la expulsión?

    ResponderEliminar
  3. Tula, ponte en guardia y mantente a distancia ante las lanzas en ristre y astillero de esta planta.
    Su silencio es aparente. Tras el ecogimiento puede ocultarse una épica en ciernes.

    ResponderEliminar