.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 19 de febrero de 2009

Máximas mínimas



Evita que los hechos se impongan a las actitudes
Evita que la actitudes soslayen el ingenio
Evita que el ingenio burle las miradas
Evita que las miradas desplacen los gestos
Evita que los gestos eclipsen las palabras
Evita que las palabras coarten las intenciones
Evita que las intenciones marchiten los sentidos
Evita que los sentidos dobleguen las respiraciones
Evita que las respiraciones ahoguen los susurros
Evita que los susurros sustituyan a los latidos
Evita que los latidos suenen si no son sinceros.


(La autofotografía fue hecha por Jorge Molder)

No hay comentarios:

Publicar un comentario