.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 11 de febrero de 2009

Castigo


Dicen que las tinieblas ocuparon el silencio
Y que la superficie de la tierra quedó muda,
Mas yo te increpo:
¿crees haber dicho ya la última palabra?



(La imagen es del padre de la fotografía checa Frantisek Drtikol, Pribam 3/3/1883 - Praga 13/6/1961)

2 comentarios:

  1. Inmenso el surrealismo. Y consecuente. No es una mera expresión, ni una perfomance. El surrealismo es la naturaleza de las cosas. La naturaleza de la naturaleza. Está implícito en el mensaje original de cada argumento, de cada doctrina, de cada espíritu, de cada irracionalidad. Es la irracionalidad lo que certifica la esencia humana (lo racional es una quimera, apenas un hijo siempre buscando al padre que no puede ni quiere perder)

    Fantástico el fotógrafo checo, no lo conocía. Me gusta esta interrelación entre imágenes y escrituras.

    ResponderEliminar
  2. Medito tus frases, Pablo. Gracias por entrar en mi blog. Poco puedo añadir a tus comentarios. Ya que el surrealismo se subexplica a sí mismo. O dicho de otra manera: el que tenga oídos y ojos y olfatos y tactos para ejercitar sus sentidos, que los ejercite.

    Pasa cuando quieras por ese rincón.

    ResponderEliminar