.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 8 de enero de 2009

Expectante mascarada


Expectantes ante el vendaval que llegará,
las palabras sonarán vacías y los gritos llegarán sordos,
las manos parecerán garras y las miradas dardos,
la piel hederá y el tacto quemará las entrañas,
una sonrisa será un bien escaso por el que se peleará,
y las risas enloquecidas ocultarán el llanto vergonzante,
la bondad se rasgará víctima de su fragilidad
y el amor, ay el amor, quedará como un apunte, casi olvidado,
y ojalá se sepan trazar nuevas líneas en el cuaderno de aprendizaje
como si se empezara de nuevo
la tarea.


(Pintura del italiano William Vecchietti)

3 comentarios:

  1. De acuerdo con tu poema, Fackel. Aunque pesimista y con una forma un tanto apocalíptica, métrica particular aparte, sospecho que tu preocupación no va descaminada. Resuenan aires de composición poética un tanto bíblicos, se ve que te atrapan. Pero tienes razón, las cosas vendrán oscuras, vienen ya, vamos, y ya veremos cómo nos toca a cada uno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es que últimamente me encuentro menos lírico y optimista, o yo qué sé. Así que tendréis todos que aguantarme mis expectantes más o menos crudas, jaj. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. mi piace molto la tua poesia, e la trovo abbinata benissimo al mio lavoro di pittura. grazie mi fa molto piacere che tu l'abbia inserita nel tuo blog con questo testo.
    un caro saluto William

    ResponderEliminar