.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 30 de marzo de 2008

Laberinto (lenguaje)



Laberinto

El lenguaje, creedme, es discordia
en la que un término nos otorga otro distinto.
Deseo y duda viven continuamente
en discrepancia, donde la palabra
hace burla de lo que ama.
¿Qué es lo que hace germinar? ¿Muerte y nacimiento a un tiempo?
Permanezco en su seno y nada he perpetrado.
¿Cómo llegué a ese mágico lugar?
Es la palabra tamiz que criba el mundo.


Der Irrgarten, Karl Kraus.

6 comentarios:

  1. En ese enorme laberinto que son las palabras existen grietas más o menos grandes que somos incapaces de rellenar…será porque deben estar vacías, porque los huecos deben permanecer para respirar entre palabra y palabra o su significado?

    ResponderEliminar
  2. O tal vez esas grietas es el lugar por donde transitamos, y con el paso del tiempo las grandes lajas de piedra nos son ignoradas. ¿Dónde el camino realmente? ¿En la apariencia a la que se nos trata de someter o en los resquicios por donde podemos permitirnos circular? No olvidemos que somos hormiguitas...Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Me llevo prestado el poema, que conocía de antes pero había olvidado; me lo llevo como hormiguita, para pasar la estación seca...

    ResponderEliminar
  4. Vd., Hacker, debe saber o controlar mucho de poesía. Yo soy sólo un amateur que necesita que le descubran las frutas ricas...Pero de verdad, uno no da abasto. Además de que para ser receptivo a la poesía hay que tener cierta tendencia, cierta disposición, cierta alma y ciert pathos...Es de lo más hermoso que existe, pero por eso mismo resulta difícil. No es como leer una prosa novelada, por ejemplo, con líneas más cercanas a nuestra interpretación. La poesía está a medio camino entre el sufrimiento hmano y la música, ¿o no? Buenas noches, hacker.

    ResponderEliminar
  5. Saludos, Fackel:

    no me llames de usted, jeje, que aún ando por los 31 y sin corbata ;)

    Es cierto lo que dices sobre la poesía, pero también lo es que eres una persona muy receptiva a ella, la prueba es este blog y la sensibilidad que destila. Muchas de sus entradas son prosa poética de una gran categoría, eso cualquier lo ve.

    Este servidor no ha olvidado la reseña al libro de Maillard (llegue a este blog buscando material de esta escritora), delicada, precisa y sentida, cuando en otras partes se publicaban aberraciones sobre ese mismo libro.

    Para la poesía tan sólo hace falta el momento para remansarse en ella; entonces nos convoca y no podemos negarnos. Si esa luz está en lo más hondo no hay que apresurarse: ya emergerá. El tiempo, entonces, es lo de menos.

    Un abrazo y te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  6. Hacker, no me suplantes, jajaj

    ResponderEliminar