.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 19 de enero de 2008

Gramática


Una vez fotografié este conjunto escultórico en la catedral de Chartres. Las esculturas de Chartres no tienen desperdicio. Creo que se define este grupo como la Gramática o la enseñanza de la Gramática, que para el caso es lo mismo. Porque si la Gramática es la madre y maestra que posibilita el ejercicio y el desarrollo de la habilidad de la Lengua, los que tiene a sus pies son el alumno aplicado y el alumno torpe, paradigma de los eternos aprendices. Con su actitud altiva, de dar la respuesta que la maestra espera, el alumno listo se eleva ufano sobre el compañero zopenco. A éste, la materia le hunde o bien en el sueño y el desinterés o bien en la pesadumbre. La Gramática sostiene la Enseñanza con una mano, pero exhibe con la otra el manojo de repartir estopa, lo que podría entenderse como la Disciplina. Qué lejos quedaban en los siglos del románico y del gótico los modernos y puntuales manuales de estilo de nuestros pretenciosos medios informativos de hoy día. ¿Vendría de entonces aquello de la letra con sangre entra? La verdad es que el grupo constituye por sí mismo una verdadera sintaxis. Y la estética del cincel contribuye a ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario