.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 5 de enero de 2007

El último trazo de Fontseré



El que vive es un viajero en tránsito
el que muere es un hombre que torna a su morada.
Un trayecto muy breve entre el cielo y la tierra.

Li Bai (Poeta chino, 701-762)



Morir a los noventa años, con el bajage de Carlos Fontseré, es un trayecto cubierto. A veces se minimiza conceptualmente la vida humana cuando se la compara con la dimensión del universo. Pero la vida larga y plena de un solo hombre es todo un mundo. Y se justifica a sí misma. Cuando además un hombre es un artista, roza el territorio de los dioses. Cuando además de hombre y artista es un hombre que lucha, al estilo brechtiano, la vida es una sonrisa que perdura. La historia del cartelismo español durante la República y sobre todo durante la guerra civil en la España republicana es la triple historia del arte, de la comunicación y del espíritu. La calidad y cantidad de obras que salieron de imprentas y talleres socializados es la más fantástica de cuanto se ha realizado en materia de cartelismo en el mundo. Fontseré era uno más. Y agradecerle su obra ahora, a pie del adiós, es agradecérselo con tal excusa a todos los dibujantes, pintores, obreros de gráficas, resistentes y poetas que en su momento desarrollaron la labor. Traer aquí su memoria es de dignos. Repasar la obra del cartelismo español es reclamar la emoción.

1 comentario:

  1. Aunque en los últimos tiempos se ha hablado más del cartelismo republicano, pienso que aún está lejos de ser ecuperado y conocido por las generaciones nacidas tras la guerra civil. Y cuando la perspectiva del tiempo ya no contempla tanto la propaganda como la creación artística se echan en falta exposiciones que recuerden y den a conocer la calidad de los dibujantes y pintores que realizaron obras de gran talento. Por supuesto, ya querrían muchos publicitarios posteriores tener el énfasis y la capacidad de mensaje directo, tanto conceptual como ético, de aquel cartelismo. Saludos y gracias por plantear el tema y recordar a Fontseré.

    ResponderEliminar